“Esto tiene buena pinta, pero habrá que esperar para sacar conclusiones”. Así se refería Fernando Ministro a su equipo tras el primer partido de la pretemporada, con tan solo un par de días de entrenamientos. Y es que el resultado (0-4), frente a un equipo como la Cultural Leonesa, de categoría superior, que acumula ya un mes de preparación, no es lo más reseñable para el técnico rojiblanco.

Ivanildo no tuvo su día y cometió algunos errores importantes que facilitó el que los leoneses se fueran con ventaja al descanso de 0-2. Una salida en falso del guardameta berciano permitió que Guarrotxena anotara, a puerta vacía, su primer tanto desde hace un año; y Vicente hacía lo propio tras un despiste en un saque de esquina, cuando solo se habían cumplido 9 minutos de juego.

Ministro entiende que cada entrenador exige cosas diferentes a sus jugadores. Ivanildo viene de pasar un año en La Virgen del Camino, y seguramente tenía otra forma de jugar. Es algo que tenemos que cambiar. “Conozco muy bien a Ivanildo y sé que sufre fuera del área, así que yo no le pido que salga fuera del área.” Lo que nadie pone en duda es la calidad del guardameta bembibrense, independientemente de estas acciones puntuales en un partido de preparación.

Los atléticos no se vinieron abajo y poco a poco le cogieron el pulso al partido, ofreciendo destellos de buen fútbol entre numerosos errores no forzados en los que se hacía patente la falta de rodaje y de acoplamiento entre todos los efectivos. Hay que recordar que solo quedan ocho jugadores de la temporada pasada, y tanto José como Óscar eran bajas por lesión.

En la segunda mitad tanto Cultural Leonesa como Atlético Bembibre cambiaron por completo los equipos. El Bembibre parecía encontrarse más cómodo y aunque la Cultural seguía teniendo el control del juego, no había sensación de peligro. También tuvo sus ocasiones el Bembibre, pero la diferencia de preparación era muy evidente, los leoneses tenían una velocidad más y cuando parecía que iban a ser superados en defensa conseguían rehacerse siempre a tiempo para solventar el peligro.

Aridane y Saúl, aprovechando este último el inoportuno resbalón de un defensa, anotaron dos tantos más en el último cuarto para dejar el marcador con el definitivo 0-4.

Al final satisfacción para ambos técnicos, ya que mientras Víctor Cea se mostraba contento por el resultado al mismo tiempo que sigue engranando sus piezas y avanzando co la preparación, Ministro, con el poco tiempo que ha tenido para trabajar, ya ha visto algunas cosas positivas de una plantilla muy joven que aún está sin acoplar, y de la que piensa que “tiene buena pinta”.

Foto: Atlético Bembibre

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.