La tenista de origen Bembibrense, Raquel Villán Pereira, participó formando parte de la Selección Cadete de Castilla y León, en el encuentro de Selecciones Autonómicas del Open El Espinar, al mismo tiempo y bajo el auspicio del Challenger masculino y el ITF Femenino, dirigido por Vivi Ruano, ante Castilla La Mancha.

Raquel jugó la final del torneo nacional, después de vencer en cuartos a la número dos y en la semifinal a la uno de Castilla La Mancha. En este torneo las cadetes tuvieron los mismo “privilegios” que los profesionales, compartiendo hotel, transporte, salas, obteniendo un buen resultado y una gran experiencia.

Raquel venía de jugar el Open Nacional de Béjar, disputando la categoría Cadete y también la Absoluta del IBP UNIUSO, llegando a Semifinales en ambas categorías donde cayó ante la uno de cada cuadro. Para ello Raquel tuvo que doblar cada jornada, jugando 7 partidos en cuatro días; en cadete cayó ante Marta Pérez (62 ranking) en el supertaibrek, y en los absolutos, venciendo en octavos a Andrea Arratia, y a María Obispo en cuartos, la 63 y 39 de España, jugadoras de 20 años (5 más que Raquel) todas ellas Madrileñas. Cayó finalmente ante Rocío de la Torre, pasándole factura en la semifinal, a su vez, la carga de partidos.

Hay que destacar que Raquel Villán venía de jugar cuatro campeonatos de España consecutivos, individuales y de Clubes, en Tierra todos ellos, y tuvo que amoldarse a la superficie dura.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.