Una resolución del juzgado de primera instancia número 5 de Valladolid, devuelve al Real Burgos Club de Fútbol al Grupo VIII de Tercera División con todo lo que ello conlleva. El juzgado aceptó las medidas cautelares solicitadas por el equipo burgalés y obliga a la Federación de Castilla y León, en tanto se dicte resolución definitiva, a inscribirlo en la competición e incluirlo a la hora de elaborar el calendario para la próxima temporada. Esto implica partidos entre semana y que cada jornada haya un equipo que se quede sin jugar, lo que sin duda afeará notablemente la competición.

SE ACUERDA LA MEDIDA CAUTELAR solicitada por la Procuradora DOÑA EMILIA CAMINO GARRACHÓN en nombre y representación de REAL BURGOS CLUB DE FUTBOL, SAD contra la FEDERACIÓN DE FÚTBOL DE CASTILLA Y LEÓN, representada por la Procuradora de los Tribunales DOÑA MARÍA LAGO GONZÁLEZ, consistente en el MANTENIMIENTO E INSCRIPCIÓN del REAL BURGOS CLUB DE FUTBOL, SAD en el Grupo VIII de Tercera División de la Liga Nacional de Fútbol incluyéndole a la hora de elaborar y conformar el grupo y el calendario de competición para la próxima temporada (18/19) entre aquellos que han de disputar la misma.”

La reclamación judicial tiene su origen en el partido que debía enfrentar el pasado mes de abril al Real Burgos con la Arandina en el campo de San Amaro. Un partido que la Federación de Castilla y León decidió aplazar debido a que la Arandina tenía a tres jugadores con la selección regional disputando la fase final de la Copa de las Regiones UEFA.

Los responsables del Real Burgos alegan que según el reglamento, la modificación del calendario solo puede realizarse por causa mayor, y este no era el caso. Además de sentirse perjudicados con el cambio de fechas, ya que la Arandina habría llegado debilitada sin esos tres jugadores, fueron obligados a disputar tres partidos en siete días ante Atlético Bembibre, Arandina y Zamora.

El juzgado entiende ahora que, mientras no se dicte resolución, el Real Burgos debe permanecer inscrito en el Grupo VIII, ya que en caso contrario, aunque el resultado fuera favorable, el daño sería ya irreparable.

Por su parte la Federación dice que “seguirá defendiendo la legalidad de sus actuaciones y considerando que el Real Burgos C.F., SAD, ocupó, a la finalización de la temporada 2017/2018, el puesto 18º de la clasificación final y, por tanto, descendió a la categoría inferior”.

Pero no será la Federación quien sufra las consecuencias, sino los Clubs, ya que como reconoce el órgano federativo, será necesario publicar un nuevo calendario “para que pase a estar compuesto por 21 clubes, con la inclusión del Real Burgos, C.F., SAD, lo que inexorablemente nos conducirá a tener que disputar encuentros en días laborables, ya que hay una fecha de finalización obligada en virtud de la disputa de la 2ª fase de la competición que es el 19/05/2019”.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.