El Bembibre regresa de Aranda sin los tres puntos, pero con muy buenas sensaciones. Esto no ha hecho más que empezar y la derrota, en el minuto 88, no empaña el gran trabajo realizado por los bercianos, que incluso pudieron cambiar por completo el partido en la primera mitad si el colegiado hubiera visto lo que todo el mundo vio, un claro penalti sobre Óscar cuando estaba a punto de rematar a gol.

Ministro ya había advertido que el once que saliera hoy en Aranda probablemente fuera muy diferente al que viéramos en el último partido de liga. Y es que el Atlético Bembibre está en construcción y tiene mucho margen de mejora. Además, comenzar el campeonato en casa de uno de los equipos más fuertes del grupo, seguramente hizo que el cuerpo técnico apostara por la experiencia en detrimento de jugadores como Basalo, que aún no han debutado en la categoría, aunque en pretemporada apuntaba a la titularidad en el lateral.

La Arandina, como era de esperar, llevó siempre el peso del partido, pero la disposición táctica de los rojiblancos y la buena actuación de Ivanildo, hizo que el marcador no se moviera. También contribuyó a ello el trio arbitral en la primera mitad, mostrándose muy riguroso a la hora de señalar un fuera de juego de Angulo cuando encaraba a Carmona en el mano a mano; pero con bastante menos rigor cuando el colegiado decidió convertir un claro penalti sobre Óscar por derribo dentro del área, en falta al portero después de caer sobre el guardameta.

Ivanildo ya había hecho alguna intervención de mérito en la primera mitad, pero fue al comienzo del segundo periodo cuando estuvo realmente soberbio, haciendo gala de unos excelentes reflejos para evitar el gol de Ruba. En los minutos finales el Bembibre reclamó otro posible penalti sobre Izan, antes de que una jugada a balón parado cuando el partido ya agonizaba, y después de varios rechaces, acabara inclinando la balanza para los burgaleses.

Ya en tiempo de prolongación, con el Bembibre muy cansado y volcado en busca del empate, Rubiato anotaba el segundo para la Arandina.

Los rojiblancos debutan la próxima semana ante su público en La Devesa, frente a otro rival complicado, el Cristo Atlético, que aspira a jugar su tercera fase de ascenso consecutiva. A pesar de la dificultad del rival, los de Ministro tratarán de anotarse la primera victoria de la temporada.

Foto: Atlético Bembibre (primer once de la temporada)

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.