El Atlético Bembibre logró imponerse a la Cebrereña a domicilio en un campo siempre difícil, donde debido a las pequeñas dimensiones y lo irregular del terreno de juego resulta complicado jugar al fútbol. No fue un partido brillante en cuanto a juego, pero sí en cuanto a la disposición táctica y al esfuerzo del joven conjunto rojiblanco.

Los abulenses, como ya era de esperar, trataron de sacar ventaja de las características de “El Mancho” buscando el envío de balones al área, ya sea en jugadas a balón parado, en saques de banda, o en pelotazos lejanos, con Terleira como referente ofensivo. Pero Ministro había dispuesto una línea defensiva formada por Iñigo y Espi -que van muy bien por arriba- como centrales, además de Guerrero y Samu en los laterales -dos jugadores polivalentes, rápidos y acostumbrados a jugar también en el centro de la defensa-, y por delante, en el centro del campo, Willy, poderoso en el juego aéreo. Una disposición táctica que no dio muchas opciones a La Cebrereña. Y cuando fue necesario apareció Ivanildo, dando aún mayor seguridad al equipo.

El guardameta bembibrense tuvo que emplearse a fondo en los primeros minutos del partido, despejando a córner una internada peligrosa por la banda derecha cuando se cumplía el minuto 8, y evitando que el balón entrara en la portería tras un gran lanzamiento directo de falta por parte de Terleira. El Bembibre sí consiguió introducir el balón en la portería de Alberto, pero el colegiado anuló el gol al entender que se había producido en situación anti reglamentaria de fuera de juego.

El partido estaba siendo muy físico, sin más ocasiones, y parecía que el marcador no se iba a mover antes del descanso, pero una jugada de contraataque por la banda derecha con pase de Dani Martínez sobre Lucho, la resuelve muy bien el delantero bembibrense para anotar el gol que a la postre valdría los tres puntos.

Era el minuto 42 y aún hubo tiempo para una más. Otro robo de balón y otro gran pase de Dani Martínez, en esta ocasión sobre Modia, pero el portero abulense estuvo esta vez muy atento y consiguió llegar antes que Modia por milésimas, para despejar el esférico.

Tocaba sufrir durante la segunda parte y el Bembibre supo sufrir para sacar adelante el resultado. Tan solo cedió una ocasión, en que la defensa berciana se quedó parada reclamando fuera de juego mientras Terleira controlaba el balón dentro del área y sin pensarlo dos veces empalmaba un fuerte disparo ante Ivanildo. El colegiado no señaló nada, pero por suerte el balón se perdió por encima del larguero.

No hubo más fisuras y el Atlético Bembibre, no sin sufrir, no sin correr y sin derrochar esfuerzo hasta el último segundo, logró tres nuevos puntos que le permiten subir varios puestos en la tabla y afrontar el próximo partido con mayor tranquilidad.

La próxima semana visita La Devesa el Uxama, un equipo que llegará también cargado de optimismo después de lograr sus primeros puntos y su primera victoria (2-1) ante el Burgos Bupolsa.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.