El Atlético Bembibre consiguió dos cosas importantes frente al Uxama, sumar la primera victoria en casa de la temporada y lo que es más importante, conectar con una afición entregada que se volcó con su equipo aplaudiendo y jaleando a los jugadores, deseosa de disfrutar con el juego de los rojiblancos.

El equipo está aún en construcción, como diría Fernando Ministro, pero casi todo lo que se ve es bueno y la capacidad de mejora sigue siendo muy grande. Hoy no estaban Tano ni Álex Marcos; Dani Martínez, el jugador más determinante hasta el momento, se quedaba en el banquillo; Basalo salía de titular en el lateral derecho y Rubén jugaba sus primeros minutos. Cambios que no debilitaron al equipo y ayudaron a resolver el partido con mucha solvencia.

Los rojiblancos dieron muy pronto el primer aviso, con un centro de Lucho que se paseó por delante de la portería sin que Angulo consiguiera llegar para empujarlo a gol. El propio Lucho, muy activo durante toda la tarde, estuvo a punto de anotar en un disparo cruzado que se marchó muy ajustado al poste. Y a la tercera fue la vencida: Íñigo remata de cabeza al palo tras un saque de esquina y Angulo, muy atento, recoge el rechace para enviarlo al fondo de la red.

Era el primer gol del colombiano en partido oficial con el Atlético Bembibre, y lo celebró con énfasis, besando el escudo y arrodillándose sobre el césped ante la grada.

No tardó Angulo en tener una nueva oportunidad para celebrar. Otra vez el balón al palo, ahora tras un disparo de Javi García, y otra vez Angulo al rechace.

El partido parecía resuelto y los jóvenes jugadores rojiblancos debieron entenderlo así porque tras el descanso salieron demasiado relajados. Los sorianos, que nunca bajaron los brazos y demostraron, a pesar de lo que marca la clasificación, ser un conjunto correoso con buen manejo de balón, supieron aprovechar esa circunstancia para recortar diferencias con un pase largo en diagonal sobre Albitre, al que Samu no pudo llegar y el delantero del Uxama no perdonó ante Ivanildo.

El Bembibre era claramente superior, pero ahora el marcador estaba apretado y los atléticos cometían algunos errores puntuales en defensa que creaban cierta incertidumbre. Una incertidumbre que se disipó rápidamente con la entrada de Dani Martínez, quien aprovechó un gran centro de Basalo desde la banda derecha para empujar el balón dentro de la portería.

A pesar de que hubo muchas ocasiones durante los minutos finales, incluido un remate de Lucho al poste, el marcador ya no se movería y los atléticos certificaron una victoria que los catapulta a la parte alta de la clasificación.

Ahora toca jornada de descanso por los compromisos de la selección de Castilla y León, hasta el 14 de octubre en que el Atlético Bembibre se desplazará a León para enfrentarse al Júpiter Leonés en un nuevo derbi provincial.

Foto: @AtcoBembibre

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.