“El fútbol es así”. Esta frase hecha y tan manida es la que mejor condensa lo vivido esta tarde en La Devesa, porque es muy difícil explicar como el Atlético Bembibre pudo marcharse de vacío después de darle al Astorga “un repaso de campeonato”. Seguramente el mayor que haya recibido el equipo maragato en los últimos años. Y es que los rojiblancos fueron claramente superiores, dominaron de forma aplastante durante los 90 minutos, y crearon numerosas ocasiones de gol que, o bien por la buena actuación del guardameta o por verdadera mala suerte, no se llegaron a materializar, además de un claro penalti no señalado, un gol anulado y un balón al palo.

Miguel Ángel Miñambres decía en rueda de prensa “no me duelen prendas en decir que el resultado no es justo”, reconociendo la superioridad de los bercianos. “El Bembibre ha estado muy bien, ha hecho un gran partido. Nos ha apretado y nos ha puesto super incómodos en el campo, y no es fácil hacérselo a este Astorga”. Pero también sabe que “en el fútbol imposible no hay nada” y que su equipo tiene calidad para aprovechar la ocasión cuando se le presenta. “No mataron el partido y luego tuvieron mala suerte”.

“Hoy lo hemos visto todos. Nosotros hemos sufrido muchísimo. Hemos aguantado ahí como hemos podido, esperando que saliera alguna… y lo hemos aprovechado”. “Lo que cuenta son los puntos… pero yo como entrenador me fui más contento de Segovia o Zamora perdiendo que hoy de aquí”

Y es que El Atlético Bembibre gozó en la primera mitad de al menos media docena de ocasiones claras. Entre ellas un penalti clamoroso por empujón de Emilio con las dos manos sobre Dani Martínez que el colegiado no quiso señalar. Pero también un disparo de Íñigo desde muy cerca que saca milagrosamente Berlana con los pies, o el que volvió a salvar pocos minutos después con la cara, o el remate de Willy lamiendo la base del palo, el gol anulado por fuera de juego, o el remate de Lucho en un mano a mano que consigue rechazar el guardameta en última instancia.

La segunda parte no fue diferente. Se esperaba algún tipo de cambio en el Atlético Astorga, pero el Bembibre no daba muchas opciones a los visitantes. Miguel Ángel Miñambres lo explicaba así “La idea en principio era que tanto Javi Amor como Diego no viniesen tanto dentro a recibir, porque la verdad es que nos las quitaban, y era sostenerlos más abiertos, más profundos, para intentar jugar un poco más directo… pero ni por esas. Los jugadores del Astorga tienden a jugar por dentro siempre, les digas lo que les digas, es un juego muy combinativo, y hoy no podíamos con el Bembibre. Nos mordían y nos quitaban muchas posesiones, nos salían a la contra y a sufrir, porque nosotros no estamos hechos para defender”.

Pero tampoco fue diferente en cuanto a la efectividad de los jugadores rojiblancos, que volvieron a fallar numerosas ocasiones claras. Algunas por mérito de Berlana, otras por falta de acierto y otras por verdadera mala suerte como el remate al palo. El caso es que “los Santos” parecían estar hoy de parte del Astorga y a pesar del contundente dominio rojiblanco, el tiempo reglamentario se consumía sin que se moviera el marcador.

partido 11

El colmo de la mala suerte llegó en periodo de descuento cuando Jesús, en un saque de esquina, conseguía empujar el balón al fondo de la portería de Ivanildo. El Astorga estuvo muy pocas veces cerca del área de Ivanildo, y nunca con peligro, pero estaba a punto de llevarse el premio gordo. Un minuto más tarde, con los bercianos volcados en ataque, llegaba el segundo a la contra, de Bandera, para hacer aún más evidente lo injusto del resultado.

“No soy de lamentarme, sino de crecer, crecer, y crecer…”

Fernando Ministro no quiso entrar en lamentaciones “el fútbol tiene estas cosas, por eso es tan bonito y tan poco controlable”, y al mismo tiempo se mostraba satisfecho por el trabajo de sus jugadores y reconocía que “hemos tenido muchas situaciones de gol, algunas muy claras, y hemos conseguido prácticamente hasta el último minuto controlar los puntos fuertes del Astorga, que son muchos”. Y prefirió hacer autocrítica, porque aprender de los errores y no caer en la autocomplacencia es la mejor forma para seguir mejorando y alcanzar objetivos altos. Esa es la palabra que más repitió durante la rueda de prensa: "mejorar". “Hay que mejorar, hay que trabajar, y también hay cosas que no me gustan”. “No creo en la mala suerte en el fútbol. Hay situaciones que hay que resolver mejor”. “No pasa nada por perder contra el Astorga según hemos jugado, pero hay que mejorar” “Tenemos un buen equipo y hoy lo han demostrado”. “Muy orgulloso del trabajo de mis jugadores… pero hay que seguir mejorando”.

La afición del Astorga también reconoce el mejor juego del Atlético Bembibre

Los aficionados del Astorga se desesperaron durante algunas fases del partido, e incluso llegaron a pitar a su equipo.

La peña “La Eragudina”, en un gran gesto de deportividad, envía el siguiente mensaje al Atlético Bembibre a través de su cuenta de twitter

"ánimo , nos habéis pegado un señor baño , ojala lleguéis lejos! Mucha suerte!"

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.