El Atlético Bembibre regresa de vacío de su visita al filial del Numancia. Un desplazamiento siempre complicado, por la distancia, pero este año también por la calidad del equipo soriano, que lucha por entrar en puestos de fase de ascenso.

El peso del partido lo llevaron los sorianos, ante un conjunto rojiblanco que volvió a presentar una alineación atípica, con Willy como delantero centro. A pesar del dominio Soriano, el Bembibre no sufría en defensa y el encuentro transcurría sin prácticamente ocasiones de gol.

El Bembibre, con dos remates de cabeza de Íñigo y Willy al comienzo de la segunda mitad, puso algo de inquietud en los locales. Pero fue una jugada desafortunada la que terminó decantando el partido para el Numancia B, en un disparo lateral que, tras rebotar en un defensa, descoloca a Ivanildo y acaba alojándose en la portería. Y tal como se estaba desarrollando el partido fue definitivo para que los puntos se quedaran en Soria.

El Atlético Bembibre ha demostrado que tiene una plantilla capaz de competir con cualquier rival, pero quizás le falta confianza para ir a por los partidos. Lo más destacable, para el conjunto rojiblanco, fue el debut del jovencísimo Carlos Cruz, sustituyendo a Samu en la segunda mitad.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.