El Atlético Bembibre jugó el último partido del año en La Devesa, ofreciendo una buena imagen ante uno de los favoritos, La Gimnástica segoviana, que llegaba como líder de grupo doblando a los bercianos en puntos. Pero antes de comenzar, o mejor dicho, después del pitido inicial, la Segoviana le cedió el balón al Atlético Bembibre y los dos equipos permanecieron quietos, cada uno en su campo, sin disputar el partido, durante quince segundos. Un gesto pactado pocos minutos antes, con el que el Atlético Bembibre, con el apoyo de La Segoviana, quiso sumarse a la reivindicación “Por el futuro del Bierzo”.

Una vez que el Bembibre le devolvió el balón a La Segoviana y comenzó en serio el encuentro, los dos equipos se emplearon a fondo, con unos primeros minutos frenéticos. El primer aviso lo dio La Segoviana, obligando a intervenir a Ivanildo, y respondía rápidamente el Bembibre, llegando con mucha claridad a la portería de Facundo.

Poco a poco el Bembibre se fue haciendo con el control del juego, a base de presión y de buscar un juego combinativo que hacía mucho daño a los segovianos. Así llegó el primer gol del partido cuando estaba a punto de cumplirse la media hora de juego. Modia combina con Dani Martínez por la banda derecha, y éste le pone un centro medido a Angulo para que de cabeza envíe el balón a la red.

La Segoviana reaccionó bien y no tardó en restablecer la igualdad en el marcador. Se inició en una jugada a balón parado, en la que todos los jugadores rojiblancos se metieron dentro del área, por lo que el rechace de la defensa permitió una segunda acción de La Segoviana que esta vez rechazó Ivanildo con una gran intervención, pero el balón llegó a Conde, que no perdonó. A la tercera fue la vencida, el delantero segoviano empalmó con fuerza por la escuadra e Ivanildo esta vez no pudo hacer nada para evitar el gol.

La segunda parte transcurría con mucha igualdad, pero el Bembibre comenzó a notar el cansancio, y La Segoviana aprovechó para dar un paso adelante en busca del partido. Los bercianos, que perdieron el sitio en el campo, pasaron por unos momentos de apuro hasta que en la recta final volvieron por sus fueros, e incluso dispusieron de una ocasión muy clara para haberse llevado el gato al agua, en un disparo cruzado de Dani Martínez que Facundo consiguió desviar lo justo para que el balón no entrara en la portería.

Al final reparto de puntos que vuelve a demostrar, una vez más, que el Atlético Bembibre no es inferior a ninguno de los equipos del grupo. Pero acumula una jornada más sumando de uno en uno, lo que le ha ido distanciando cada vez más de la cabeza y haciendo bajar puestos en la clasificación.

La próxima semana toca visita al Burgos Bupolsa, que se encuentra en puestos de descenso. Una oportunidad para romper la racha de empates y comenzar ya a ganar, antes de finalizar la primera vuelta.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.