Un Atlético Bembibre plagado de bajas y con 5 juveniles en la convocatoria, consiguió un meritorio empate en el Adolfo Suárez ante el Real Ávila. E incluso supo a poco viendo las ocasiones de que dispusieron los bercianos para haberse llevado la victoria. Pero en el fútbol lo más importante es el gol, y esa falta de acierto de cara a puerta es la que ha hecho del Atlético Bembibre el rey del empate -ya van 14- y le ha impedido luchar por los puestos de la parte alta de la tabla.

Ministro volvió a colocar a Willy de 9, ante la falta de delanteros, y se notq que cada vez se va sintiendo más cómodo en el puesto, porque se desenvolvió muy bien y propició ocasiones de gol. La más clara a los 12 minutos, en una buena combinación con Dani Martínez que finalizó este último con un fuerte disparo que se estrelló en el larguero.

Los de Ministro se defendieron bien y supieron mantener el peligro alejado de su portería, mientras iban pasando los minutos sin grandes ocasiones en las áreas. El Ávila tuvo la suya en un tiro cruzado de Juli cuando se cumplía el minuto 72, que se perdió sin consecuencias por la línea de fondo. Pero la más clara fue para el Bembibre por medio de Íñigo, pero Alberto se encontró con el disparo del central bembibrense, evitando el gol.

Al final reparto de puntos que aleja un poco más al Real Ávila de la posibilidad de alcanzar uno de los puestos de fase de ascenso, y al Bembibre le permite seguir sumando, aunque siga sin resolver ese problema de falta de gol que arrastra durante toda la temporada.

Foto: Atlético Bembibre

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.