Los habituales problemas ofensivos del Embutidos Pajariel Bembibre, acentuados en las últimas semanas por la lesión de Orla O’Reilly y la escasa solidez defensiva del conjunto berciano, volvieron a ser claves en la derrota (58-66), segunda consecutiva, sufrida este sábado ante un Star Center-Uni Ferrol que se mostró más consistente y supo jugar mejor sus bazas para llevarse un envite que deja a ambas escuadras con ocho triunfos en diecisiete jornadas. En pocos instantes parecieron las rojillas tener opciones de remontar, pero ésos fueron los momentos en que su defensa se acercó al nivel que lució al comienzo de la temporada y llevó al equipo de ‘Chiqui’ Barros a estar entre las mejores defensas de la Liga Femenina. Al final, la derrota dejó un regusto amargo porque las rojillas no fueron capaces de mostrar sus credenciales ante un rival cuyas sensaciones no fueron las de un equipo dominante.

Como en los últimos encuentros, por la defensa vino la sangría que sufre la escuadra del Bierzo en estas últimas citas, en las que les sigue costando anotar. Eso no era problema cuando la defensa era de las mejores, pero ahora el escaso acierto impide llevar a buen puerto los partidos. En encuentros como en la última victoria ante Campus Promete se sufría, pero al final, con esfuerzo –eso sí que ahora tampoco se le puede negar al equipo- y la grandiosa defensa se firmaban victorias de un mérito que ahora, con el paso de las jornadas y viendo lo igualada que está la competición, tienen una importancia cuyo valor real habrá que examinar cuando acabe la temporada.

Esta vez, aunque el cuadro de la ciudad departamental tampoco tuvo un acierto excepcional, éste sí fue el suficiente para llevarse una victoria que para las ferrolanas tiene mayor importancia porque les da el basket-average particular con el conjunto berciano. Algunas decisiones erróneas en ataque, unidas a situaciones en las que el infortunio se cebó con las bembibrenses, certificaron un resultado que, aunque en un primer análisis hace sentir frustración, debe obligar a mirar lo que resta de temporada con el coraje que ha acompañado a este equipo durante las cuatro campañas que lleva compitiendo con algunos de los proyectos más potentes de Europa.

Hay que ser sensatos, saber cuál es el objetivo real e intentar no generar falsas expectativas. El equipo es el que es y la mala suerte, ya sea en forma de lesiones o con partidos que se van por detalles, ha condenado en varias ocasiones al que posiblemente sea –no lo olvidemos- el equipo más humilde de la máxima categoría del baloncesto femenino español. Se vienen a la memoria partidos como el jugado ante SPAR Citylift Girona o ante CREF ¡Hola!, que cayeron del lado rival por mínimos apuntes. Quizá sea ése el camino: recuperar la identidad mostrada en muchos partidos. Desde ahí se volverá a crecer para certificar el objetivo prioritario, la permanencia, y seguir escalando posiciones desde el octavo puesto que ocupa, eso sí, igualado en el balance de victorias-derrotas (8-9) con el séptimo, precisamente su rival de este sábado

Porque hubo otros encuentros, en Logroño o San Sebastián por ejemplo, en los que Embutidos Pajariel Bembibre parecía haber creado un sello propio. Como en casa ante Zamora, ganaba desde la defensa, con un estilo de juego con el que se generaba en ataque desde su sacrificio colectivo y un rigor táctico extraordinarios, argumentos que deben volver a la pista en las nueve fechas que restan del calendario. Cinco serán en el Bembibre Arena y ahí estarán gran parte de las opciones de la escuadra rojilla, que debe mirar al futuro con el optimismo y la ilusión que ha caracterizado a este proyecto en los últimos años. La igualdad del campeonato deparará sorpresas y aunque los equipos que preceden en la clasificación al berciano (aparte de Star Center-Uni Ferrol, Cadí La Seu, quinto, y Gernika, sexto) dos de ellos están a dos triunfos, hay que seguir peleando hasta el último minuto del último encuentro. La fe ha llevado a este equipo hasta aquí, así que no hay motivos para abandonar.

 

LA CRÓNICA: UN PARTIDO COMPLICADO DESDE EL COMIENZO

Los primeros minutos sirvieron para que las gallegas ya empezaran a tomar ventaja con dos jugadas de tres puntos, un 2+1 de Ana Suárez y un triple de Patricia Cabrera. Las bercianas, no obstante, se mantuvieron cerca gracias a un triple de Eli Vivas que siguió a una canasta de Anna Gómez. La segunda personal de Shanece McKinney en los primeros minutos obligó a ‘Chiqui’ Barros a darle descanso, momento que Shae Kelley aprovechó para enlazar seis tantos que provocaron una nueva escapada visitante. La reacción no se hizo esperar y Vega Gimeno, que aportó 8 puntos en el arranque del choque, sumó cinco tantos que equilibraron el duelo (10-12). Un parcial de 0-6 relanzó a las gallegas, que llegaron con ventaja a la finalización del primer cuarto (13-20) merced a una última canasta de Laura Quevedo precedida por el segundo triple de Gimeno.

No llegó la reacción al comienzo del segundo periodo y ‘Chiqui’ Barros pidió un tiempo muerto después de que las visitantes encadenaran otros 4 puntos sin respuesta local. Un tiro libre anotado por Laura Herrera fue el limitado bagaje anotador de las rojillas hasta cerca del ecuador de este segundo periodo, circunstancia que las visitantes aprovecharon para elevar su ventaja hasta las dobles figuras (14-26). Algo pareció cambiar en ese momento, pues tras un 2+1 de McKinney, el público despertó y las bembibrenses empezaron a ver aro con más facilidad. Un triple de ‘Monty’, que acabó el choque con 9 puntos y 11 rebotes, obligó al preparador visitante a reclamar la presencia de las suyas, pero éstas no pudieron recobrar su ventaja, sensiblemente reducida. La mejor puesta en escena de la defensa rojilla evitó que la diferencia fuera muy amplia, aunque el intercambio de canastas que precedió al descanso hizo que la renta visitante (27-33) fuera relativamente cómoda aún.

Los minutos previos habían sido de alternativas, situación que no cambió a la vuelta de los vestuarios. Era algo que favorecía a las gallegas, aunque las del Bierzo Alto no le perdían la cara al duelo. Su desacierto en ataque, sin embargo, evitaba que la desventaja invitara a la esperada remontada y sólo tras un tiro libre de McKinney, que aportó 13 puntos, pareció que llegaría (32-37). Entonces, varios errores de las bercianas provocaron que la renta ferrolana se disparara por encima de la decena (34-45) después de dos encestes desde el 6,75. Una canasta de Gómez y un triple de Gimeno fueron los únicos aciertos de las bercianas superada la mitad del tercer acto, y un nuevo parcial de 0-6 puso el 37-51 con el que alcanzaron los últimos diez minutos.  

Con el resultado tan en contra, el primer objetivo era bajar la desventaja del -10 pronto y se consiguió (45-53) con un triple de Anna Gómez, que anotó 10 de los 16 puntos que aportó en el tramo final del duelo. Seis puntos de la visitante Quevedo mantuvieron la renta en una situación confortable, pero las canastas de la base rojilla parecían haber metido a las suyas en el duelo. La vuelta a la pista de Ana Suárez, que anotó 6  de sus 14 tantos en estos momentos, puso la sentencia al encuentro al situar la renta de nuevo en las dobles figuras mediado este último acto. Pese a lo difícil que estaba el encuentro, las bembibrenses intentaron llegar a los últimos minutos con posibilidades de culminar la machada, aunque en ningún momento dieron la impresión de poder certificarla. Su única recompensa fue que la desventaja final (58-66) no llegó al doble dígito.

FICHA TÉCNICA

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 58 (13+14+10+21): Anna Gómez (16), Laura Herrera (1), Eli Vivas (6), Vega Gimeno (11), Shanece McKinney (13) -cinco inicial-;  Monty (9) y Jovana Vukoje (2).
STAR CENTER-UNI FERROL, 66 (20+13+18+15): Ana Suárez (14), Patricia Cabrera (6), Laura Quevedo (14), Shae Kelley (10), Chelsea Davis (12) -cinco inicial-; Beatriz Sánchez (6), María Pérez Araújo (-), Danna Villar (-), Paula García (-) y Vilma Kesänen (4).
Árbitros: Esperanza María Mendoza y Guillermo Ríos. 

 

{module PDM BALONCESTO}

 

PARÓN DE TRES SEMANAS PARA EL EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE

Tras esta derrota ante Star Center-Uni Ferrol, Embutidos Pajariel Bembibre estará tres semanas sin jugar, toda vez que el encuentro que debía celebrarse el próximo sábado en la capital del Bierzo Alto ante IDK Gipuzkoa ha sido aplazado y se disputará finalmente el sábado 20 de febrero. Al celebrarse el siguiente fin de semana la Copa de la Reina, el equipo rojillo jugará su siguiente compromiso liguero el 14 de febrero, a las 18:00 horas, en Girona.

 

Más fotos del encuentro

 

 

 

Crónica: Dpto. Comunicación CB Bembibre
Fotos: Bembibre Digital

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es