El candidato a la alcaldía por el Partido Popular y actual alcalde en funciones, José Manuel Otero, no ha decidido su futuro en la nueva Corporación municipal. Los resultados electorales le llevan a sopesar su contiuidad y, "aunque está todo en caliente, igual lo ideal es que no esté yo ahí, igual soy un estorbo".

Con un mensaje pesimista en que llegó a decir que "yo ya soy pasado", el candidato 'popular' ha planteado que haya un relevo con personas jóvenes y que sean "las que cojan las riendas, empiezan a foguearse, y son las que hagan el trabajo de estos próximos cuatro años". 

Otero dice que analizará su continuidad y que lo consultará con el partido, "pero seguramente el mejor favor que le pueda hacer al Partido Popular de Bembibre es dejar que corra la lista y entre otra persona joven, pero es una decisión que tomaremos entre todos".

El alcalde en funciones aprovechó en primer término para felicitar a la alcaldesa electa "por el magnífico resultado obtenido", y cree conveniente hacer un análisis en profundidad, "qué hemos hecho mal, qué cosas tenemos que cambiar e ir pensando en el futuro".

Atribuye la victoria del PSOE a la tendencia al alza de esta formación a nivel nacional y por las cuatro candidaturas de centro derecha "que todas procedían del Partido Popular, y esa división creo que se ha notado a la hora de que los votantes han repartido el voto, o nos han castigado precisamente por estas luchas internas". 

"Para mi el punto de partida fueron los problemas que hubo dentro del equipo de gobierno desde que algunos concejales se marcharon, las críticas internas… eso al electorado no le gusta y el electorado nos lo ha hecho pagar en las urnas". 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.