El vicepresidente de la Diputación, Francisco Castañón, ha explicado hoy las novedades que la institución provincial ha aprobado para el Plan de Emprendedores de este 2017, un Plan puesto en archa por la institución provincia, con el objetivo de apoyar el desarrollo de proyectos empresariales en el área rural de la provincia.

Así, Castañón explicó que el Plan estaba dotado en un principio con 350.000 euros, como el año anterior, pero, “como anunció el presidente cuando aprobamos la partida, se trataba de una cifra abierta, con el objetivo de que nadie que emprenda en el medio rural de esta provincia no tenga la ayuda de la institución provincial”.

Tras analizar las necesidades de estas personas, y siendo consientes de que la cuota de autónomos supone un importante gasto para los que comienzan con un nuevo negocio, que en ocasiones se convierte en un escollo de cara a la consolidación de los negocios, en las bases de este año la Diputación amplió el plazo de la ayuda, que pasó de un año a los primeros 24 meses.

“Como seguimos recibiendo multitud de solicitudes, hemos considerado aprobar la ampliación de la cuantía de este Plan en 450.000 euros, alcanzando para este 2017 los 775.000 euros”, según señaló el vicepresidente de la institución provnicial, quien añadió que “así, para el Plan de Emprendedores de 2017, desde la Diputación destinamos más del doble del presupuesto con el que contaba en un principio, ya que solo así conseguiremos que los leoneses, en especial los más jóvenes, tengan la posibilidad de quedarse en su tierra, fijando población en el medio rural y evitando de esta forma la despoblación, uno de nuestros grandes problemas”.

Además Francisco Castañón recordó alguna de las novedades que el Plan de Emprendedores durante los últimos años, como que “mantenemos también las novedades que presentamos en el Plan de 2016, cuando eliminamos la limitación de edad a los 45 años hasta los 3 años previos a la jubilación”.

El objetivo con este Plan es doble, ya que por un lado se busca generar empleo en la provincia, dando la oportunidad a los emprendedores que tienen ideas y necesitan el apoyo de las instituciones para conseguir ponerlas en marcha. “Desde el principio hemos estado con ellos y seguimos apostando por poner en marcha herramientas que consigan la creación de un tejido económico estable en nuestro territorio”. En segundo lugar, muy unido al primer objetivo, “es que sean los pueblos más pequeños donde estas personas decidan instalar sus negocios, para que puedan crecer y consolidarse”.

Desde que pusimos en marcha este Plan, en el mes de abril, y hasta la pasada semana, se han presentado un total de 159 solicitudes. De ellas, 134, es decir, el 84% corresponden al sector servicios, es decir, a la hostelería, comercio, servicios profesionales o construcción, entre otros. 21 de ellas, el 13%, pertenecen a la agricultura y la ganadería y 4, el 3% a la agroindustria.

Por sexos, el 51% son hombres y el 49% mujeres. 34 solicitudes las han realizado menores de 30 años y el resto, 125, es decir, el 79% el resto. La localidad más pequeña donde se han presentado dos solicitudes hasta ahora ha sido Arbás del Puerto, que cuenta con una población de 5 habitantes. Astorga ha sido la que cuenta con un mayor número de población, 10.870 habitantes. Bembibre ha sido la localidad con mayor número de solicitudes, concretamente 21 y la actividad más demandada es la de la construcción, por delante de los bares y restaurantes que encabezaban la lista en años anteriores, ya que ahora la Diputación apoya a este sector si se abre un negocio de hostelería en una población con menos de 200 vecinos.

Como ejemplos, el vicepresidente destacó que se ha presentado una solicitud para abrir una quesería artesanal en Páramo del Sil, “lo que remarca que el sector de los quesos es uno de los que tiene mayor recorrido en nuestra provincia y una piza fundamental para asumir la producción de leche que no asumen las grandes empresas lácteas”, además de las altas en la apicultura, dentro del sector ganadero, que también están en evolución.

La media de las ayudas que se han concedido durante los tres primeros plazos de este año ha sido de 3.600 euros. El pasado año fue de 1.177,60 y en 2015 alcanzó los 1.341,67, cuando aún de colaboraba con la cuota de autónomos durante los primeros 12 meses.

Plan Emprendedores 2016

Al Plan de Emprendedores de 2016 se presentaron 254 solicitudes, 28 más que el año anterior, de las cuales se aprobaron 234. Éstas que son las que recibieron una cuantía media de 1.177,60 euros (desde 713,10 la mínima hasta 2.618,73 euros la máxima), que correspondían al pago del 80% de la cuota de autónomo de un año. Estos 234 proyectos empresariales se desarrollaron en 109 localidades de la provincia, la menor, con 11 habitantes, fue Quintana y Bobia, donde se instaló una carpintería y la mayor, con 16 proyectos, es Astorga que cuenta con una población de 11.458 personas.

Francisco Castañón reiteró el compromiso de la Diputación con los emprendedores, “ya los que continuaremos apoyando, ya que el empleo es la base de la generación de actividad en el mundo rural y la garantía de que si hay alternativa económica habrá fijación de población”.

 

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg