La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, advierte de que el sector de la Educación ha perdido en junio 54.231 empleos, la cifra más alta en ese mes desde el inicio de la crisis en 2008, lo que confirma los altos niveles de interinidad que sufren los profesionales de este ámbito.

Este descenso en el empleo se produce cada año coincidiendo con las vacaciones de verano en colegios e institutos, pero también en el ámbito universitario, como es el caso de los profesores asociados. Sin embargo, esta práctica contraviene la sentencia dictada por el Tribunal Supremo y una instrucción de la propia Seguridad Social conocida la semana pasada.

El Tribunal Supremo declaró ilegal el cese de interinos durante julio y agosto y su posterior contratación en septiembre con el fin de ahorrar el gasto en sueldos durante este período. Tras este fallo, la Seguridad Social, anunció que impedirá a las comunidades autónomas que despidan a estos docentes durante los meses de verano, mediante una instrucción que da cumplimiento a la sentencia del Supremo. En este sentido, CSIF mirará con lupa los despidos que se han producido y denunciará los casos fraudulentos.

Y es que, según un análisis realizado por CSIF a partir de los datos de los últimos diez años, la cifra de bajas en la Seguridad Social es la más alta desde 2008, cuando empezó la crisis: -54.231 (2018); -51.487 (2017); 51.186 (2016); 45.630 (2015); 39.032 (2014); 33.770 (2013); 38.084 (2012); 35.667 (2011); 34.296 (2010) y 32.463 (2009). En 2008, año en el que comenzó la crisis se alcanzó la cifra récord de 69.229 bajas en un mes de junio.

Por eso, para CSIF es fundamental desarrollar con celeridad las ofertas de empleo público, como una vía de creación de empleo de calidad y estable, además de fortalecer los servicios que reciben nuestros ciudadanos, tras años de deterioro por la crisis económica. Además, desde el sindicato se va a reclamar al Ministerio de Educación que adapte la normativa a través del Estatuto Docente para ofrecer seguridad jurídica a este colectivo de una vez por todas y regular con carácter básico todos los aspectos de la carrera docente.

El sindicato ha ganado recientemente una sentencia en primera instancia que, por primera vez, reconoce el derecho de los docentes interinos que han obtenido destino a incorporarse al trabajo desde el 1 de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso. Este fallo pionero elimina una histórica discriminación entre funcionarios con plaza y docentes interinos. Estos últimos –como en el caso que ha sido analizado en la sentencia— se incorporan al centro unos días después, coincidiendo con el inicio de las clases, al contrario que el resto de la plantilla que empiezan a trabajar desde el 1 de septiembre, para preparar el curso.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.