La Diputación acuerda exigir al Gobierno las medidas necesarias que garanticen el mantenimiento de la minería del carbón, que se enfrenta a su ser o no ser por el posible cierre de centrales térmicas y el consumo de mineral de importación.

La moción, presentada por el grupo socialista, fue defendida por el alcalde e Igüeña Alider Presa, ante la presencia de un grupo de mineros que siguieron el desarrollo de la sesión, quien señaló que la no adopción de medidas de forma inmediata supondrá la puntilla definitiva para el sector, y pidió al Gobierno que tenga en cuenta tanto el factor social (“No quiero pesar qué será de las comarcas mineras en los próximos años sin el carbón”), como el factor energético (“La sequía ha demostrado este año la necesidad del carbón como fuente de energía autóctona y estratégica”).

El texto fue aprobado con la única abstención del representante de Ciudadanos. En él se precisa que la Diputación de León apoya las peticiones remitidas al Ejecutivo sobre el Real Decreto para regular el procedimiento de cierre de las térmicas, además de exigirle que adopte medidas para evitar su cierre, “ya que son esenciales para la supervivencia y desarrollo de las cuencas mineras”.

También incluye la exigencia propuesta por el PSOE de poner en marcha, de manera urgente, el marco legal de garantía de suministro a través del denominado despacho preferente, “que blinda el uso de combustibles fósiles autóctonos, que se contempla en la Directiva Europea de Mercado Interior de la Electricidad y que países como Eslovenia y Eslovaquia tienen operativo en la actualidad”.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.