Cuando el centro de salud parecía que iba a ser una realidad inminente, el devenir de los acontecimientos da un nuevo revés al proyecto que inevitablemente acarreará un nuevo retraso. El preconcurso de acreedores de la adjudicataria de la obra, Arcebansa, S.A., -que trascendió a la opinión pública a los cuatro días de firmar el contrato para construir la infraestructura de Bembibre- deja el futuro centro de salud en una situación de incertidumbre respecto a plazos de ejecución, cuya conclusión estaba prevista para finales del próximo año 2018.

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, aseguró tras mantener comunicación con el director general de infraestructuras sanitarias que el preconcurso de acreedores unido al conflicto social en el seno de la empresa adjudicataria implicará un retraso. Más difícil es intentar establecer un plazo concreto que dependerá de los tiempos concursales.

Otero cree que "lo lógico es que vaya a la fase concursal y que decida un Juez si tiene posibilidades de seguir adelante o si debe entrar en liquidación". No obstante, puso de manifiesto "la buena disposición de la empresa para ayudar o negociar para renunciar a ese contrato y que se quede con la obra la siguiente empresa", aunque no parece que la empresa vaya a adoptar esta decisión de manera inminente.

Y es que el preconcurso de acreedores tiene la particularidad de que se trata de un periodo que contempla la Ley para intentar renegociar la deuda con los acreedores. En caso de agotar este periodo de tiempo de tres meses sin acuerdo la empresa dispone de un mes más para comunicar la situación al órgano judicial con la solicitud de concurso de acreedores. Entre medias, un tiempo incierto para concluir esta infraestructura. 

Otro hándicap es el conflicto laboral con amenaza de huelga por parte de los trabajadores como consecuencia de impago de varias nóminas y el anuncio de un despido colectivo. Una serie de argumentos que no son precisamente optimistas en este momento respecto a esta obra que se había adjudicado con un plazo de ejecución de 18 meses. 

Se esperaba que los primeros movimientos tuvieran lugar el pasado mes de mayo con el acta de replanteo que, según el alcalde todavía no se ha firmado. 

A pesar de la situación, Otero ha asegurado tajante que de una forma u otra el centro de salud mantendrá la partida presupuestaria para garantizar su construcción "sea en un momento o en otro". 

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es