Transcripción literal del comunicado del Grupo Municipal Socialista de Bembibre.- El PP acaba de aprobar, con el voto en contra del Partido Socialista, un presupuesto de más de 14 millones de euros, basado en la mentira e irreal, como los cinco últimos presupuestos que Otero ha presentado, siempre con importes rondando los 10 millones de euros y siempre con un nivel medio de ejecución del 60%.

El colmo es el presupuesto de este año, de 14.159.607,70 euros en el apartado de ingresos y de 13.528.223,41 euros en el apartado de gastos, y en el que, según palabras de Otero, seguimos estando en épocas de crisis. Aun así, presenta el presupuesto más alto de la historia de Bembibre. Capacidad de ejecución, poca, pero por inflarlo que no quede. Eso sí, como la propia concejala de hacienda, Elsa García, reconoció en el pleno: “el presupuesto es una previsión, no una realidad”. Y esto lo dice en el mes de junio.

Otero, en su línea de hacer de la mentira su bandera, nos presupuesta en el apartado de inversiones, por sexta vez consecutiva, la ejecución de la novena fase del polígono industrial. Otros años destinó a esta inversión 2.100.000 euros. Y este año, riza el rizo y destina 5.700.000 euros del presupuesto a su ejecución, dentro de las inversiones del Plan del Carbón 2013-2018. Un plan que sabe que no se va a cumplir y que esta fase no se va a ejecutar, porque ni el Estado ni la Junta lo contemplan en sus presupuestos. Eso sí, le sirve para engordar el presupuesto en el apartado de ingresos. Pero esto no es todo, además en el mismo apartado repite presupuesto tras presupuesto casi 300.000 euros en otras inversiones (coche de policía, parques, mobiliario urbano, etc.) que lleva desde 2012 sin ejecutar.

Nos sorprende que en el tema de impuestos, Otero siga hablando de bajarlos y en el presupuesto de 2017 figure, en el apartado de ingresos por impuestos, un incremento de más de 800.000 euros, de los cuales 700.000 euros corresponden al IBI. Si con menos población se recauda más, desde luego, no se puede hablar de bajar los impuestos, sino de todo lo contrario. Y la prueba es el incremento en nuestros recibos en casi el 40% desde que Otero es alcalde de Bembibre. Y nos vuelve a mentir diciendo que va a bajar los impuestos para 2018 cuando en el mismo pleno se aprobó, con los votos a favor del PP, un plan de reequilibrio presupuestario 2017-2018, que le impide bajar los impuestos.

Esta es la realidad de Bembibre, un presupuesto de gasto corriente (sueldos, suministros, mantenimientos, etc.) que ronda los 7.000.000 de euros, con inversiones ficticias y que reflejan, una vez más, y ya van seis, la nula capacidad de Otero como alcalde y como gestor. Lo hemos dicho muchas veces y los números nos avalan: cuanto mejor le va a Otero, peor nos va a los bembibrenses.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es