La incertidumbre a la que se enfrenta la construcción del futuro centro de salud de Bembibre mantiene en vilo el procedimiento administrativo sobre el que se barajan las peores perspectivas: una nueva licitación. Después de la adjudicación a la empresa Arcebansa, que a los pocos días de firmar el contrato se conoció su intención de recurrir a un preconcurso de acreedores, la situación se ha agravado con la empresa inmersa de lleno en un concurso de acreedores.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ya ha dejado caer que “muy probablemente” tenga que licitarse de nuevo, lo que supone reiniciar la tramitación (que la vez anterior se demoró durante varios meses), y las miradas puestas, en este caso hipotético, en el inicio de los trabajos a lo largo de 2018. Probablemente, bien avanzado el próximo año.

Y es que el consejero no ha querido afirmar rotundamente que este extremo, incluso matizando que “no lo aseguro porque no sé si los últimos pasos nos han permitido evitar esa situación, lo que supondría retomar las obras, pero muy probablemente tengamos que licitar”.

Aseguró que han intentado evitar ese extremo, pero planteando que si la empresa no puede continuar las obras por la situación concursal deberán reiniciar la licitación del proyecto. “Es una pena porque hemos intentado interpretar la Ley de Contratos de manera que nos permitiera adjudicárselo a la segunda empresa, pero esto no es posible”, afirmó.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es