Transcripción literal del comunicado de prensa del Grupo Municipal Socialista respecto a la prórroga del contrato de residencia y piscinas

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de León ha dictado auto el 16 de los corrientes declarando que Otero ha incumplido la sentencia del propio Juzgado que el 5 de noviembre de 2014 declaró nulo y sin efecto el acuerdo al que llegó con Clece para prorrogar el contrato de las piscinas y la residencia de ancianos.

Esta resolución judicial indica que, tras ser confirmada la sentencia por el TSJ, debió ejecutarse el 13 de junio de 2016 y, sin embargo, Otero se dedicó a dejar pasar el tiempo con triquiñuelas jurídicas para que el contrato llegara a su vencimiento previsto para 29 de abril de 2017, como si la sentencia no existiera.

Añade el auto que “el cumplimiento de una sentencia que declara la nulidad absoluta de un contrato no consiste en llevar a cabo una nueva licitación para períodos posteriores, sino en eliminar los efectos producidos por el contrato ilegal”. Sin embargo, como es sabido, todo lo que hizo Otero fue tramitar otro contrato y, eso sí, adjudicárselo a Clece a partir de 27 de junio de 2017, cuando ya la prórroga prevista había excedido su duración total.

Esta actitud implica, según el auto, “un patente y deliberado incumplimiento de la sentencia… que, de forma indiciaria, desborda la mala fe procesal y podría ser constitutiva de infracción penal”. Por eso el Magistrado deduce testimonio de su resolución para trasladarlo al Juzgado que tramita la denuncia de prevaricación y, además, impone al Ayuntamiento las costas del incidente y requiere a las partes del proceso para que se manifiesten sobre medidas a tomar y, en su caso, la indemnización que proceda por daños y perjuicios.

Otero no sale de una y se mete en otra. Es el destino de la gente corta e incompetente que, como no sabe por dónde se anda, huye siempre hacia adelante y lo que menos le preocupa es cumplir o incumplir la ley. Sin esperarse a ver cómo la Audiencia Provincial resuelve el recurso de nuestro partido sobre la prevaricación, Otero acaba de manifestarse públicamente encantado de que el Juzgado de Ponferrada archivara aquella denuncia sin llamarlo a declarar, pero ahora este último auto del Juzgado de lo Contencioso le abre una segunda parte a la denuncia que no esperaba y que va a dar al traste con todas sus expectativas. El que mal anda mal acaba.

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es