Bembibre contará con un 'pipican' en las inmediaciones de La Devesa para evitar los "problemas sanitarios y estéticos" en el casco urbano que se ha incrementado en las últimas fechas. De este modo, el equipo de gobierno ha confirmado que acondicionará una parcela pública para crear un 'pipican' donde los perros puedan disponer de un espacio y hacer sus necesidades, a la vez que anuncian que incrementarán la vigilancia y control imponiendo las correspondientes sanciones.

El ejecutivo local se ha mostrado crítico por "la desidia y despreocupación de un elevado número de propietarios de perros", concretamente aquellos que no recogen los excrementos que quedan en las aceras. A partir de este momento podrán acercarlos a este espacio, que se ubicará en el descampado situado en el acceso a La Devesa, bajo la autovía A6.

Una inversión que irá en sintonía con la intensificación de labores de vigilancia, control y sanciones para aquellos propietarios que incumplan las obligaciones estipuladas en las ordenanzas municipales en relación al cuidado y atención de los animales de compañía.

El Ayuntamiento recuerda que las sanciones por incumplimiento de obligaciones como la recogida de excrementos pueden alcanzar los 750 euros, y en el caso de faltas graves se podría llegar a los 3.000 euros de sanción, según consta en las Ordenanzas municipales que pueden consultarse en el área documental de la página www.aytobembibre.es

"Es obligación de todos mantener las calles limpias, y responsabilidad de los regidores controlar esas condiciones", manifiestan, razón por la cual el equipo de gobierno anuncia estas medidas, "primero creando el área de 'pipican' para facilitar a los propietarios de animales que puedan atenderlos en buenas condiciones", así como "inrementando el control para el cumplimiento de las obligaciones por parte de aquellos propietarios que no lo hacen", destacan a través de la Policía Local.

Concluyen, asimismo, que "evitaremos que con la desidia de algunos se perjudique de una parte la mala imagen de quienes sí cumplen su cometido, por otro lado la estética de la villa y finalmente provoque la incomodidad de todos sus convecinos que se encuentran 'regalos' inadecuados en las calles de Bembibre".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.