Transcripción literal del comunicado de prensa del alcalde, José Manuel Otero

Los representantes del partido socialista utilizan una vez más la MENTIRA para sobrepasar la línea de la ética política y la lealtad institucional. No les importa manchar el nombre del Festival gastronómico-Cultural más importante de nuestra comunidad y que debía ser nuestro mejor escaparate con tal de atacar al alcalde y arañar cuatro votos en próximas elecciones.

En relación a las acusaciones realizadas por los socialistas sobre la venta de entradas del botillo y la reserva de un elevado número de ellas por parte del alcalde “para trapichear”, les digo:

MIENTEN ustedes. Demuéstrenlo (no podrán porque es mentira) y si no lo hacen DIMITAN si les queda un poco de dignidad y de respeto hacia sus votantes a los que están engañando.

Tal vez convenga hacer un poco de historia para entender el despropósito de sus declaraciones: en 2011, último botillo con el partido socialista gobernando en Bembibre se vendieron 485 entrada a 48 euros, y se invitaron a 515 personas (serían amigos de alguien ¿?).

Este año, y gracias al esfuerzo de todos, equipo de gobierno y participantes, se mejoran con mucho esas cifras, y más considerando que entre los invitados, además de los compromisos institucionales, AHORA se incluyen a los miembros de Cruz roja y Protección Civil que dedican su esfuerzo desinteresado a que el festival resulte cada vez mejor.

Entendemos que éste remonte del festival que se ha conseguido moleste a los socialistas, pero eso no es justificación para que ataquen con mentiras desde un grupo del que forman parte una concejal, Belén Martín, que fue Gerente de fiestas contratada por los socialistas, y por tanto responsable de la organización del festival de 2011 y que debería saber que las valoraciones y análisis de la gestión de un evento se realizan una vez cerrado éste; una concejal y Portavoz que utiliza su cargo para conseguir sus entradas a través del funcionariado para no hacer cola como el resto de asistentes, o el Señor Álvarez Courel, único miembro de la corporación municipal que acude al botillo sin pagar su entrada.

Les repito: Señores socialistas, ustedes mienten. Demuestren esas acusaciones de “trapicheo” o Dimitan, por dignidad personal

La responsabilidad de gestionar es del alcalde y su equipo, la suya es controlar, una vez cerrado el festival y presentadas la cuentas definitivas del mismo.

El Festival del Botillo está por encima de cualquier grupo político que gobierne en el ayuntamiento de Bembibre, y es ruin y mezquino manchar su imagen por intereses partidistas.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.