El Ayuntamiento de Bembibre debatirá el lunes en Pleno el presupuesto municipal para 2018, que asciende a 13.352.695,10 euros en el apartado de ingresos, y 13.257.300,55 en gastos, un 5% más bajo que el presupuesto de 2017.

Los números de este ejercicio contemplan una reducción del tipo del IBI un 10%, que lo situará en el 0,617. Esta rebaja supondrá en su conjunto una merma en el apartado de ingresos de 300.000 euros, según explicó el alcalde, José Manuel Otero, pero que justifica por el beneficio “de unos impuestos adecuados a las circunstancias y a los tiempos”. El hecho de que el Ayuntamiento cumpla el objetivo de déficit y de equilibrio permite acordar esta medida que deberá contar con el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

A pesar de esta reducción de 300.000 euros en el apartado de ingresos, Otero destacó que la reciente actualización de los bienes que llevó a cabo el Catastro “ha permitido que paguemos todos y que podamos conseguir esta bajada del impuesto”.

Sobre el Pleno del próximo lunes, confía en contar con el apoyo y unanimidad de la oposición: “estamos convencidos de que va a ser un Pleno de guante blanco y que lo vamos a sacar por unanimidad”. Fundamentalmente, justificó Otero, “no entenderíamos que se votara en contra de los presupuestos, que al final de lo que se trata es que el dinero quede en el bolsillo de los ciudadanos”.

Respecto al apartado de inversiones, la concejala de Hacienda, Elsa García, detalló que se mantiene la previsión de renovación de redes de abastecimiento, renovación de alumbrado para la modernización y mejora de eficiencia energética, una nueva fase del edificio Villarejo (que no está incluido en el presupuesto por haber llegado la convocatoria del Instituto Leonés de Cultura después de haber cerrado las cuentas), las fosas sépticas en Arlanza, Rodanillo y Viñales, así como la novena y décima fase del polígono, que se incluye un año más a la espera de la liberalización de los fondos mineros.

 

 

compramostucoche.es