La paralización de las Casas del Hombre de Bembibre volvió a llegar a la sesión plenaria, en este caso al Pleno celebrado este martes a raíz de una pregunta de Coalición por El Bierzo. Santiago Valcárcel, que cuestionó la factura de 47.700 euros por costas y minuta de abogado para hacer frente al procedimiento abierto por el Ayuntamiento, preguntó por los indicios que le llevaron a iniciar este procedimiento y también se van a reanudar los trabajos.

El alcalde, José Manuel Otero, recordó algunos detalles de la polémica, que se desató en 2011 después de haberse aprobado el expediente de licitación y adjudicación de la obra responsabilizando al anterior gobierno socialista que “la adjudica con elecciones perdidas y sin financiación, porque nunca llegaron los fondos mineros”. En este sentido, el ejecutivo local se encontró con la negativa de la Junta a hacer frente al pago por no contar con el contrato correspondiente, lo que derivó en el proceso judicial.

Valcárcel repasó las fechas desde el 1 de junio de 2012 en que “se envía escrito al tribunal de cuentas”, hasta los autos de un año más tarde que “ponen de manifiesto que no se reúnen los requisitos” y la correspondiente devolución del procedimiento.

“En julio de 2013 el alcalde insiste que hay responsabilidad contable y designa abogado”, apuntó el edil de Coalición, lo que derivó en la factura de 47.700 euros.

Otero indicó al concejal de CB que la factura por asistencia letrada supone una pequeña parte sobre el total de obra, que elevó por encima de 800.000 euros en lo que se llegó a ejecutar. Valcárcel elevó el importe total por encima de 1,2 millones.

Asimismo añadió que, en el momento en que se desbloqueen los fondos volverán a retomar la construcción, por ahora paralizada una vez iniciados los trabajos.

En la sesión plenaria, el alcalde respondió a una pregunta del grupo socialista sobre la ayuda que presta a los afectados por el incendio que calcinó su vivienda el pasado 8 de abril y que reclamaron asistencia social. En concreto, el Ayuntamiento abona el alquiler a una familia con escasos recursos hasta que se haga cargo la compañía aseguradora, aunque en caso de que no le correspondiera a aquella asumir los costes reconoció que lo soportaría el propio Ayuntamiento.

Sobre las antiguas viviendas de los maestros que el Ayuntamiento contempla como pisos sociales, explicó que las mismas no están amuebladas.

Luz verde al presupuesto

El Pleno también sirvió para dar luz verde al presupuesto municipal con la desestimación de las alegaciones que se presentaron. La oposición socialista pidió votar por separado las alegaciones formuladas, diferenciando entre las que tienen carácter laboral de las alegaciones económicas, anunciando que votarían a favor de las económicas y abstención en las de índole laboral, aunque finalmente la votación fue conjunta.

Asimismo, contó con tres mociones que votaron los concejales por unanimidad, por un lado para garantizar las pensiones presentada por el PSOE, así como otras dos del PP para apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a favor de la implantación de una prueba única de la EBAU en todo el territorio nacional.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.