La Junta de Castilla y León y la administración concursal de Arcebansa han llegado a un acuerdo para firmar el finiquito con esta mercantil, adjudicataria del futuro centro de salud de Bembibre que se encuentra en situación de concurso de acreedores. Este acuerdo permitirá desbloquear la construcción de la infraesctructura que no ha avanzado nada desde su adjudicación a la empresa zamorana.

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, destacó que el consejero de Sanidad le trasladó estas novedades aunque no así un plazo concreto para el inicio de las obras, más allá que será “en lo que queda de año”.

Los pasos que debe dar a partir de este momento es completar el trámite para concluir la adjudicación a Arcebansa, iniciar un nuevo proceso de adjudicación y adjudicar nuevamente las obras.

El caso concreto de Arcebansa llamó la atención prácticamente desde el primer momento, ya que tan sólo cuatro días después de firmar el contrato para la construcción del centro de salud anunció a los trabajadores el preconcurso de acreedores, con el consiguiente bloqueo a adjudicaciones como ésta que, sin haber renunciado nunca a la misma, supuso esta demora que se prevé será por encima del año y medio en el mejor de los casos.

Otero reflexionó al respecto en una entrevista en la emisora FM Bierzo, donde dijo que “Arcebansa fue con un millón a la baja, a veces esos criterios no son lo mejor”.

En este momento, la Junta de Castilla y León está en condiciones de volver a licitar el nuevo centro de salud de Bembibre. “Lo que sí es cierto es que se va a hacer y se va a empezar en lo que queda de año seguro”, concluyó el alcalde.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.