El alcalde de Bembibre, Manuel Otero, ha manifestado su sorpresa y también un cierto enfado con el líder socialista , Gerardo Álvarez Courel, al que recrimina que“ vuelve a tocar de oído” en la nota de prensa donde le acusa de convertir el Campamento de verano en un negocio y discriminar a los niños en función de su poder adquisitivo, a la hora de acceder a diversas actividades ofertadas.

Otero cree que los socialistas no se han preocupado de informarse y conocer la realidad del Campamento, ya que si lo hubieran hecho habrían podido comprobar que en el precio “entran las mismas actividades que se han ofertado siempre… talleres de cocina, de teatro, piscina, etcétera”. Y a mayores se da la posibilidad a los niños de inscribirse en otro tipo de actividades, que conllevan un coste.

El regidor bembibrense hace hincapié en que los 30 niños inscritos actualmente a través del CEAS, de forma gratuita, también tienen acceso gratuito a esas actividades adicionales, “por lo que no entiende que los socialistas hablen de discriminación por motivos económicos”. Como anécdota, añade Otero, de esos 30 niños, solo 12 han decidido inscribirse en ellas, por lo que resulta evidente su carácter complementario.

“No quiero pasar por alto que, por primera vez el Campamento de verano de Bembibre cuenta con monitores para niños con necesidades educativas especiales. Y esta es una exigencia que planteamos desde el ayuntamiento a quien quisiera hacerse cargo de la gestión”.

Por último, Manuel Otero dijo sentirse también muy satisfecho por la marcha del campamento, que tiene a 130 niños inscritos. “El mayor número de niños inscritos en Bembibre en estos campamentos, que aún sigue aumentando. Y hay demanda no solo de niños de Bembibre, sino también de otros municipios limítrofes”.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.