Los operarios de la empresa gestora del servicio municipal de aguas han concluido los trabajos para solucionar la avería que sorprendió esta mañana a los bembibrenses en el entorno del paseo del Vaguillo a causa de un reventón en la tubería que da servicio a la localidad de Viñales. En total han sido más de 10 horas para poner solución a esta  incidencia en una tubería de más de 40 años que ha provocado importantes trastornos durante la jornada de este miércoles.

La magnitud del reventón fue tal que la fuerza ascendió a 8 toneladas por centímetro cuadrado, lo que da a entender las consecuencias en el pavimento levantado antes de la intervención de los operarios.

El agua comenzó a brotar de madrugada llegando hasta la avenida del Bierzo. Se trata de la tubería que transporta el agua de la Etap al depósito que da servicio a Viñales y a una parte de la cabecera municipal, por lo que se esperaba el corte del suministro en algún momento del día. Sin embargo, la reserva de agua del depósito unido al llenado permanente con camiones cisterna evitó cortes de suministro y únicamente ha habido problemas de presión en algunos hogares de Bembibre.

A pesar de la reparación de la tubería, todavía se mantienen los trabajos para reestablecer la circulación. En este momento no hay una fecha concreta y podrían extenderse durante varios días.

Trabajos complejos a 4 metros de profundidad

Los trabajos en su conjunto han sido realmente complejos por cuanto fue necesario intervenir a una profundidad de 4 metros extremando las medidas de seguridad con un refuerzo de hormigón en los muros laterales del socavón.

tuberia vaguillo 4

tuberia vaguillo 4

Se trata de una tubería de fibrocemento que tiene 40 años, según informó el alcalde de Bembibre. Las miradas están puestas ahora mismo en mantener las actuaciones que durante los últimos años se han centrado en la renovación de diferentes tramos de tuberías, con especial atención a este tramo de tubería que conecta la Etap con el depósito de Viñales.

No obstante, se trata de una actuación complicada y costosa. En primer lugar, con una tubería de 25 centímetros de diámetro que transporta un importante caudal de agua. En segundo lugar, porque pasa por debajo del acceso a la Nacional VI y por debajo del colegio Menéndez Pidal. “En la próxima petición de obras tenemos que estudiar meter esta tubería, salvo que exista alguna otra urgencia en otro punto, pero lo que está claro es que esta tubería es a tener en cuenta”, confirmó Otero.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.