El Ayuntamiento de Bembibre ha cancelado la deuda del plan de ajuste tras la aprobación unánime del pasado mes de julio de una modificación presupuestaria para destinar 900.000 euros adicionales a la partida de 200.000 euros que se contemplaban para esta finalidad. De esta forma, la cantidad de 1,1 millones de euros que estaban pendientes de pago queda liquidada, lo que permitirá avanzar en los planes del ejecutivo local para rebajar el IBI el próximo ejercicio y adquirir la casa del notario y finca colindante.

El acuerdo plenario del pasado mes de julio complementó la partida inicialmente destinada con cargo a los remanentes municipales, con lo que esta deuda “queda a cero”, destacó el alcalde, José Manuel Otero, siendo uno de los requisitos para llevar a cabo otras medidas que recientemente había anunciado.

El regidor aseguró que “era imposible llevar a efecto hasta que no tuviéramos la aprobación del Ministerio de Hacienda o bien hasta cancelar la deuda”. A partir de este momento habrá una modificación de la ordenanza “para que paguemos un 10% menos de IBI gracias a esto”.

También se espera que entre los meses de septiembre y octubre el Ayuntamiento pueda formalizar la adquisición de la parcela que había anunciado meses atrás para incorporar la finca de la casa del notario de propiedad municipal.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.