El Pleno de Bembibre dio luz verde este lunes a una modificación presupuestaria que permitirá adquirir la Casa del Notario y finca aledaña por un importe de 447.000 euros. La oposición reprochó la inexistencia de detalles de la operación, algo que el equipo de gobierno justificó que se incluirán en el expediente de compra y no en este momento en que se trata de una modificación presupuestaria.

El portavoz de Coalición por El Bierzo, Santiago Valcárcel, anunció la abstención en tanto en cuanto no se incluyan los datos de la operación ya que en este expediente “nada se dice de inversiones en terreno, hay una cantidad que engloba tres conceptos pero en cuanto a inversión en bien inmueble no especifica; por qué no se puede demorar; cargas y gravámenes; cuantía de inversión real sobre los terrenos tampoco”. Datos que, dijo, “me parece imporantes antes de la votación”.

En la misma línea, la portavoz socialista no concibe el pago de esta cantidad concreta de dinero que se llevó a Pleno para la modificación presupuestaria, “tendrá que haber alguna valoración o algo de donde salga”, cuestionó.

Asimismo, calificó la compra de “ruinosa” (que equiparó a la casa Villarejo) con arreglo al pago de 3.500 euros anuales con el IVA con los que “pagaría la cesión durante 100 años”. Incluso advirtió de la carga de la casa del notario en ruinas “con una catalogación que le obliga a mantenerla en perfecto estado”.

A este respecto, la portavoz del equipo de gobierno, Elsa García, insistieron en que no hay más detalles por tratarse de una modificación presupuestaria no de la adquisición de la propiedad “que será objeto del expediente”. Además, añadió que el contrato con los propietarios para el aprovechamiento de la parcela como aparcamiento municipal obliga al Ayuntamiento a hacerse cargo del mantenimiento que “cada vez será más cuantioso”. De hecho, aseguró que el año pasado “tuvimos que gastar 12.000 euros en mantener la fachada posterior que se estaba cayendo”.

El alcalde, José Manuel Otero, también dio a entender que el servicio actual que presta a los conductores es “malo” y que el Ayuntamiento no puede invertir en una parcela que no es suya. “Es la finca mejor situada que está prestando unos servicios importantísimos a la ciudadanía, y ahora damos un servicio malo porque no podemos invertir”.

Actualmente la finca se utiliza exclusivamente como aparcamiento municipal mediante un arrendamiento que se inició hace una década con la peatonalización del centro.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.