La legislatura 2015-2019 llega a su fin y el último Pleno ha servido para aprobar las últimas actas, pero también para preparar el inminente mandato con la primera alcaldesa al frente del Ayuntamiento.

El alcalde en funciones, José Manuel Otero, despidió la sesión transmitiendo los mejores deseos a la alcaldesa electa. “Le deseo lo mejor, la democracia es alternancia y los ciudadanos dicen qué quieren, y han expresado que querían un cambio con el gobierno del PSOE”, aseguró el regidor en funciones al término del Pleno de esta mañana. 

“Todo lo que sea bueno para Bembibre va a ser bueno para los bembibrenses y para mí”. Pidió que vengan años “prósperos” y que “cumplan lo que han dicho a los ciudadanos que van a cumplir”.

Para Otero, esta legislatura “ha sido para enmarcar”, y recordó los aspectos que recientemente anunció en nota de prensa tales como la rebaja de deuda, centro de salud, estación, parque de bomberos y ampliación del polígono “que serán una realidad, pero estas cosas no se hacen de un año para otro”. 

Una legislatura que ha estado marcada por las diferencias no sólo entre el equipo de gobierno y la oposición, sino entre los miembros del propio ejecutivo local que durante los dos últimos años se fue dividiendo (provocando la marcha de tres de los concejales a Ciudadanos).  

Una situación que no pasó por alto la regidora electa, Silvia Cao, que reconoció que “ha sido una legislatura dura, no ha habido diálogo”, lamentó.

“Aún así el equipo de concejales [del PSOE] ha hecho un buen trabajo y nos hemos desvivido por velar por los intereses de los bembibrenses”, expresó Cao, que prepara su inminente toma de posesión y la primera toma de contacto al frente de la administración local.

Por esa razón, la aún portavoz de la oposición socialista aseguró que hay disposición para encauzar las relaciones debilitadas entre los ediles, “y a partir del sábado me gustaría mantener una reunión con los concejales que conforman la Corporación y que el diálogo vuelva y que las propuestas de la oposición sean tenidas en cuenta”, concluyó.

Silvia Cao todavía no ha desvelado qué áreas ocuparán los ediles en el equipo de gobierno aunque adelantó que tiene pensada la distribución que, primero, consultará con sus concejales.

La Corporación saliente está formada por José Manuel Otero, Elsa García, Federico Fernández, Sigifredo Benavides, Laura Álvarez, Serafín Vázquez y Gloria Castro (PP, con el abandono de Sigifredo Benavides y la cesión de Vázquez y Castro por integrar la candidatura de Ciudadanos en 2019); Gerardo Álvarez Courel, Silvia Cao, Ángel Ferrero, Belén Martín e Isidro Domínguez (PSOE); y Santiago Valcárcel (CB) -este último ausente en este último Pleno-.

En el Grupo Municipal Socialista inicialmente formó parte Porfirio García, que presentó su dimisión sustituido por Isidro Domínguez.

La nueva Corporación municipal estará formada por Silvia Cao, Gerardo Álvarez Courel, Belén Martín, Jesús Esteban Fernández, Beatriz Arias, Andrés Álvarez, Verónica Mendoça (PSOE); Elsa García y Elba Casado y David Otero (PP); Sigifredo Benavides y Serafín Vázquez (CS); y Jaime González (CB).

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.