Los socialistas cuestionan la despoblación en época de gobierno del PP

Transcripción literal del comunicado del PSOE 

La primera vez fue en 2003 y, ¡qué casualidad!, con el primer gobierno del PP en Bembibre, el de Jaime González. En 1999 recibió 10.734 habitantes y, en 2003, entregó 9.989: ¡745 habitantes perdidos en 4 años!

Se decía entonces que eran los peores años de la reconversión minera, pero, ¡qué casualidad!, regresó el PSOE al gobierno del municipio y no solo se detuvo la sangría poblacional sino que se remontaron habitantes por encima de los 10.000 y así se mantuvieron en los ocho años de mandato socialista, el último con 10.060 personas.

Ahora, ¡qué casualidad!, tras el primer año del nuevo gobierno del PP, el de José Manuel Otero, se pierden 131 habitantes y ya estamos oficialmente en 9.929, sin ninguna posibilidad de recuperación, puesto que la población sigue descendiendo en cifras que dan escalofríos.

Esto es lo que escribían los populares, en la oposición, en nota de prensa el 12 de noviembre de 2010:

“Bembibre ha dejado de ser un lugar atractivo para la población, que sistemáticamente disminuye y se va a otros lugares”.

“Todo es fruto de la nefasta gestión del equipo de gobierno, que ha perdido la perspectiva del progreso. Las políticas sociales y de empleo brillan por su ausencia y nuestros jóvenes y mayores se van en busca de otros lugares donde vivir. Los impuestos resultan asfixiantes y, para colmo, la tesorería del Ayuntamiento está tan deteriorada, que mucho nos tememos que en los próximos meses no cobren las nóminas los trabajadores”.

“Bajar de la barrera de los diez mil habitantes supondrá que Bembibre dejará de ser importante como núcleo urbano, pasará a ser una villa de segunda categoría y perderá mucho dinero y sobre todo muchas posibilidades de prosperar”.

Entonces nos atribuyeron a los socialistas ser los culpables de haber bajado de los 10.000 habitantes en el municipio, con la gran diferencia de que entonces era mentira y ahora es verdad. Hoy no tenemos que forzar en absoluto nuestra crítica, simplemente les damos a tomar su medicina para que sepan con sus propias palabras lo que ellos piensan que esta pérdida supone para Bembibre.

Solo nos quedan por añadir dos cosas:

Una. Bembibre no tendría que sufrir los rigores de la crisis en la misma medida que el resto de los municipios mineros porque su privilegiada situación le ha permitido crear alternativas para mantener población incluso en los tres años que llevamos de recesión económica.

Y dos. El Ayuntamiento de Bembibre, en año y medio, ha pasado de ser la primera empresa del municipio a despedir masivamente trabajadores y no ejecutar ni una sola obra pública donde ocupar el empleo perdido. Estas cosas, naturalmente, se pagan con despoblación, y lo malo es que vamos a peor.

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es