Transcripción literal de comunicado enviado por el portavoz socialista, Manuel Ángel Rey

No sabemos qué lección de moralidad y a quién la quiere dar la Junta Local del PP arremetiendo contra este concejal socialista, cuando ellos han dado cobijo en Bembibre a un alcalde condenado por sus trapicheos en otro municipio y que se ha venido para aquí con todos sus instrumentos de hacer política: la mentira, el insulto, el acoso y la amenaza mafiosa. Él es el que ha convertido los plenos de Bembibre en encerronas para la oposición, animado por los palmeros que le ríen sus gracias y nos abuchean a los que pensamos distinto.

Ahora le llaman falta de democracia a la falta de información. Hace meses que pedimos determinados documentos que necesitábamos para conocer el estado de algunos expedientes curiosos y, en el pleno del 30 de mayo, Otero, sin entregarnos la documentación, nos sorprendió queriendo darnos contestación a una serie de preguntas que no le habíamos hecho sobre los expedientes. No podíamos aceptar un debate sobre algo de lo que no teníamos información, justo lo contrario que Otero, que quería debatir con la doble ventaja de saber lo que había y soltarnos su rollo de improviso, para que no pudiéramos ni reaccionar. Así que, como se empeñó en hablar y en no darnos la documentación, nos fuimos, y Otero y sus palmeros se quedaron con las ganas de montar el circo. Podría haber explicado de paso cuál es la relación actual entre el alcalde y el portavoz del Equipo de Gobierno, Jaime González, que no ha ejercido como tal en los últimos plenos, siendo como es el que está elegido y nombrado por el grupo de concejales del Partido Popular.

Pero es más, a fecha de hoy, Otero sigue sin facilitarnos toda la documentación solicitada y, más concretamente, la correspondiente a los dineros recibidos del Plan del Carbón, conseguidos por el anterior gobierno socialista y que ascienden a casi tres millones de euros. Otero no quiere que el pueblo lo sepa, él sabrá por qué.

No les voy a dar al gusto de dimitir, porque no hay ninguna razón para ello:

1.- En el proyecto de Las Casas del Hombre no ha intervenido ninguna autoridad judicial y, por tanto, no hay nadie imputado, pero tengo la esperanza de que, cuando intervenga un juez, el imputado sea José Manuel Otero, porque él fue quien firmó el contrato con la empresa adjudicataria y tiró para adelante con la obra, sin constancia de tener dinero, durante ocho meses y con nueve certificaciones.

2.- En el caso de los nichos, mi imputación no tiene valor político porque responde a una denuncia del propio Otero, quien con su incompetencia y mala fe habituales, llevó el asunto al Juzgado y también espero que en muy poco tiempo se archiven las diligencias. De todos modos, no se puede pedir la dimisión política de quien tú mismo denuncias porque entonces sería sencillísimo hacer dimitir a cualquiera. Si esto fuera como ellos dicen, deberían dimitir todos ellos porque yo he interpuesto contra ellos una querella por difamación.

3.- Y en el caso del Arroyo del Real, si quien tiene que acusar por ley, que es el fiscal, no acusa, no voy a ser yo más papista que el papa, autoacusándome a través de mi dimisión. Yo me veo en esta situación por cumplir con mi responsabilidad como concejal encargado del Área, que era intentar dar el agua que le faltaba al pueblo de Bembibre. A este gobierno de incompetentes del PP no le va a pasar nunca, porque ya llevan dos años demostrando que ellos por Bembibre no hacen nada de nada.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360