“Una cortina de humo”. Así valoró el alcalde, José Manuel Otero, la querella que interpuso el portavoz Socialista contra los firmantes de una nota de prensa en relación con el caso de los nichos del cementerio por supuestas calumnias en aquellas afirmaciones. El primer edil ha visto con buenos ojos que se les llame a declarar para dar las explicaciones pertinentes, así como para que “si tiene alguna duda, vuelva a tener la información de primera mano”.

Así las cosas, Otero se centró en las dos querellas diferentes relacionadas con el caso de los nichos, que son las que interpusieron por un lado el portavoz socialista contra los ediles del PP, y, por otro, el Ayuntamiento de Bembibre contra Manuel Ángel Rey. “Hay una parte que tiene que declarar ante un Juez porque la utilización de los medios económicos públicos parece que no fue adecuados, y otros estamos porque se nos acusa de injurias y calumnias”, declaró el alcalde.

El regidor concluyó que “hay un problema de fondo y es que en su día el anterior equipo de gobierno socialista adjudicó la construcción de unos nichos a una empresa cuya propietaria iba en la lista del Partido Socialista de las anteriores elecciones, que el presupuesto de adjudicación no era el más barato, que el anterior equipo de gobierno socialista dio el conforme para que se pagara una factura y que esos nichos no se pagaron ni entonces ni nunca”.

Noticia relacionada: La Audiencia Provincial admite a trámite la querella de Rey contra Otero y Fernández por afirmar que pagó favor políticos

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es