El IBI y el Impuesto de Vehículos bajarán en 2015 un 2% y un 3% respectivamente mientras que el resto de tributos, precios públicos y tasas se reducirán un 0,2% de acuerdo con el IPC interanual negativo. Esta nueva rebaja, que estaba condicionada a las posibilidades económicas reales de la administración local, ha dado el primer paso en la comisión de Hacienda celebrada este lunes, y está pendiente del trámite plenario del próximo jueves.

La intención del ejecutivo local es seguir desarrollando políticas de rebaja de impuestos, aunque en esta ocasión menos acusadas que las rebajas que se aprobaron el pasado año (vigentes en 2014). “En cualquier caso, es una rebaja sobre lo que ya hemos aprobado”, resaltó José Manuel Otero.

Las dos rebajas propiamente dichas serán en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, que se reducirá un 3%, y el Impuesto de Bienes Inmuebles, un 2%. Se da la circunstancia que el IPC interanual se sitúa por debajo del 0 (un -0,2%), lo que en la práctica supone una rebaja del resto de conceptos que el pasado año se congelaron para evitar una actualización positiva.

La salvedad es la tasa de agua, que se incrementará un 0,8% según las condiciones de gestión indirecta del servicio, que contemplan un incremento anual del IPC más un punto.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360