Transcripción literal de la nota de prensa remitida por el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Bembibre.

Para entender su jugada hay que explicar que la cuota tributaria del IBI se obtiene a base de dos factores: el valor catastral, que es el importe oficial del bien urbano, y el tipo impositivo, que es el porcentaje que se paga sobre ese valor. El valor lo fija el Catastro a solicitud de los Ayuntamientos y el tipo lo fijan directamente los Ayuntamientos en sus plenos.

En Bembibre estábamos en unos valores catastrales fijados en 1999, que no se revisaron desde entonces, y un tipo impositivo que los socialistas, en 2011, dejamos en el 0,70 %.

Pues bien, para 2015 Otero había anunciado a bombo y platillo que bajaría el 2% del IBI y, en efecto, ha llevado al último pleno una bajada del tipo impositivo del 2 %, fijándolo en el 0,68 %. Lo que ha ocultado es que, paralelamente, antes de 31 de mayo de 2014, solicitó al Ministerio de Hacienda una revisión de todos los valores catastrales de Bembibre y le fue aprobada una subida del 10 % por Orden de 29 de septiembre de 2014.

El resultado ha sido que, en vez de bajar el impuesto un 2%, realmente lo ha subido un 8%, y esto es lo que denunciamos los socialistas en ese último pleno, porque, si se hubiera subido el tipo impositivo, se hubiera enterado todo el mundo –que es lo que no le interesaba a Otero–, pero podría bajarse al año siguiente, mientras que, al subir el valor catastral, no se entera nadie y la subida del 10 % queda ahí indefinidamente.

Que se dejen de echar la culpa a Montoro porque, si para aprobar el aumento, Otero tuvo que solicitarlo, eso significa que, si no lo hubiera solicitado, no se le hubiera aprobado el aumento.

Lo más grave es que la tal subida no puede entrar en vigor hasta 1 de enero de 2015 y, sin embargo, hemos comprobado en los recibos de 2014 que ahora están al cobro, que la subida del 10 % en los valores catastrales se ha aplicado con efectos de 1 de enero de 2014, de manera que actualmente todos estamos pagando por un 10 % más del valor catastral legalmente establecido.

El problema es que llueve sobre mojado porque, si en 2014 y 2015 esto es lo que ha hecho Otero,   en 2012 y 2013, después de prometer que bajaría los impuestos, subió descaradamente un 10 % el tipo impositivo del IBI y lo colocó en el 0,77 %, de modo que cada uno de los años de su mandato nos ha regalado a los bembibrenses una subida que se acerca a los 150.000 € anuales.

Otero, que lleva mintiendo sin rubor al pueblo de Bembibre desde que es alcalde por todo tipo de cosas, esta vez se ha pasado tres pueblos porque, además de haber ocultado la solicitud del aumento de la forma más ruin, nos ha dejado de recuerdo esta subida catastral del 10 % que ya no se podrá rebajar nunca.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es