El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada, competente en materia de Violencia de Género, ha decretado la puesta en libertad del bembibrense I. R. G., quien permanecía en prisión desde el pasado jueves como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer. Es más, el Juzgado está investigando a la mujer, vecina de Fabero, por un posible delito de denuncia falsa y simulación de delito.

El caso ha dado un giro de 180 grados, y lo ha hecho precisamente después de la versión de la joven de Fabero, la ex pareja de quien fuera presunto agresor. Ahora, la presunción se vueve contra la que hasta este momento tenía la consideración de víctima.

"El Juzgado tiene pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella", aseguró. Incluso, añade que "la persona que ayudó a la mujer a simular el secuestro ha confesado que participó en los hechos".

HABRÁ AMPLIACIÓN DE LOS HECHOS

Noticia relacionada:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.