Las profesoras del colegio Virgen de la Peña Montserrat Aonso y Estefanía Alba (autora e ilustradora respectivamente del libro ‘Los niños migrantes no vienen de la luna’), han celebrado en el centro uno de los talleres de sensibilización sobre la acogida a migrantes y refugiados, basados en esta obra. En esta ocasión se dirigió al alumnado de 1º de la ESO.

El taller, cuyo objetivo es el conocimiento de la realidad de este colectivo y la educación en valores tan necesarios como el respeto, la tolerancia, la empatía y la acogida, destacan desde el centro, se desarrolló en horario lectivo con una duración de una hora. Siguiendo las directrices de la Fundación Educere a la que pertenece el centro educativo, el taller se planificó de acuerdo al aprendizaje de valores en la dirección del 'aprendizaje-servicio,' es decir, “el aprendizaje del alumnado con el fin posterior de ayudar a alguien de algún modo”.

Este taller persigue el doble objetivo de sensibilizar y promover el aprendizaje en valores, así como intentar hacer llegar a los niños refugiados rescatados en el Mediterráneo tarjetas con mensajes de bienvenida elaboradas por los alumnos, de la mano de la ONG Proactiva Open Arms con la que colaboran las profesoras.

Tras el trabajo previo en la clase de inglés con los mensajes, el alumnado se acercó a la terminología que se utiliza en los medios de comunicación sobre los migrantes, conocimiento de la crisis migratoria mundial, lectura compartida de la obra y comentario, conocimiento de las actividades de las mafias y de sus engaños a los refugiados a cambio de grandes cantidades de dinero, rollplaying del embarque en un dingui y traslado a un campo de refugiados (simulando las condiciones físicas por las que deben pasar) y análisis del estado emocional de este colectivo, entre otras.

Finalmente elaboraron unas tarjetas con los mensajes de bienvenida en inglés. Las autoras se mantienen en contacto con la ONG para hacer llegar estos mensajes al Golfo Azzurro, embarcación utilizada para el salvamento de refugiados en aguas del Mediterráneo.

“Mediante esta actividad se pretende que el alumnado se vea inmerso en el aprendizaje-aplicación real de valores, y en un servicio a los que lo necesitan: en este caso, los niños refugiados que cada día van subiendo a bordo de la embarcación”, destacan. “Quizás, tras su periplo migratorio por tierra y mar, el hecho de recibir de manos de la tripulación un mensaje positivo y de bienvenida de otro niño, a cientos de kilómetros de distancia, pueda hacer que sus emociones empiecen a tornarse más positivas, su alma empiece a sanar de todo cuanto han visto y padecido, y puedan así ver un rayo de esperanza en esta nueva etapa que comienzan… Quizás nuestros alumnos, puedan hacer más reales esos valores que desde el centro intentamos que interioricen, no solo con la convivencia armoniosa con los que están ‘aquí’, sino con todos los que ‘llegan’ y nos necesitan”.

Fotos: CC Virgen de la Peña

 

 

 

compramostucoche.es