La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) favorable a los intereses de los ciudadanos ha marcado un antes y un después en el sistema bancario que incluso ha llevado al Gobierno a plantear un mecanismo para favorecer la resolución extrajudicial de estas cantidades cobradas indebidamente. Sin embargo, todavía hay muchas dudas entre los usuarios con más motivo cuando hay particularidades muy concretas que sólo se pueden atender de forma individualizada.

La abogada Beatriz Vega atiende en su despacho de Bembibre y Ponferrada todas las cuestiones relacionadas con las cláusulas suelo con la intención de dar respuesta a los afectados. ¿Qué reclamar? ¿Cómo reclamar? ¿Qué cantidades se pueden o se deben reclamar? Y es que, pese a la claridad del TJUE muchas entidades se han cerrado en banda asegurando que sus cláusulas son transparentes y no han sido declaradas nulas. En consecuencia, defienden su vigencia o sujetas a negociaciones con los clientes (unas negociaciones que los usuarios deberán analizar al detalle con asesoramiento especializado para evitar posibles perjuicios y trastornos).

Pese a la claridad del tribunal europeo, buena parte de las entidades se han atrincherado y siguen diciendo que sus cláusulas son transparentes y no han sido declaradas nulas y, por tanto, siguen vigentes o sujetas a negociaciones con los clientes en las que los bancos tienen todas las de ganar. Los afectados pueden recurrir a la vía judicial para hacer valer la sentencia.

Pero no son sólo las cláusulas suelo, sino también los gastos de formalización como notaría, registro y actos jurídicos documentales.

Dudas que se pueden resolver si es cliente de una entidad bancaria con cláusulas suelo en su hipoteca, desde cuándo comienza el plazo para reclamar, hasta el cálculo de las cantidades, pero teniendo en cuenta que no hay un patrón general, sino que cada caso es diferente al otro.

La letrada trabajará con sus clientes para ofrecer este servicio personalizado según cada caso y asesorar en los pasos a seguir para que las entidades bancarias devuelvan de forma efectiva todo lo que les corresponde.

¿Qué son las cláusulas suelo?                  

Para entender lo que es una cláusula suelo primero es necesario entender la forma de proceder de los bancos referenciando las hipotecas según el Euribor. Se trata de una tasa de intereses a nivel europeo en continua fluctuación para marcar los préstamos hipotecarios en función del Euribor más un diferencial. Por ejemplo, Euribor +1 (intereses establecidos según el Euribor más un punto).

Pero cuando este índice no crecía lo suficiente los bancos comenzaron a incluir unas cláusulas nuevas, que son las cláusulas suelo y las cláusulas techo. Es decir, se incluían unos topes máximos sobre los que los intereses no crecerían aunque el indicador subiera por encima del techo, y por analogía unos topes mínimos que no podrían reducirse, las cláusulas suelo.

La Justicia europea considera que estas cláusulas suelo son abusivas y que no se explicaron correctamente a sus clientes. Y es que el banco ha jugado con la ventaja de que el porcentaje máximo del Euribor fue en 2008 cuando subió por encima del 5%, pero entonces las cláusulas techo se colocaron de media en el 13%. Un año más tarde, en 2009 el indicador comenzó a bajar hasta alcanzar el 1% a final de año, pero las cuotas de los hipotecados no lo hicieron porque las cláusulas suelo se establecieron entre el 2 y el 3%. Este porcentaje era fácil de alcanzar, no así el nivel de los techos.

Con la bajada del Euribor muchos usuarios descubrieron que tenían esas cláusulas suelo, mientras otros advertían de la diferencia abusiva entre las cláusulas suelo y techo.

Ante el temor a un goteo de sentencias en vía judicial, el Gobierno ha dado luz verde a un Real Decreto para intentar promover los acuerdos extrajudiciales, pero varias entidades ya están rechazando abonar a los usuarios lo que les correspondería según la sentencia del TJUE. Un Real Decreto que ha sido criticados por diferentes sectores y medios especializados por entender que “da aire” a los bancos sin sanciones para aquellos, y sin información suficiente para que el cliente sepa realmente lo que debe hacer y cómo lo debe hacer.

El despacho de la abogada Beatriz Vega se encuentra en Bembibre, en la calle Eloy Reigada número 24, piso 2ºG.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.