El Gobierno de España, por medio de su Ministro de Interior Juan Ignacio Zoido, ha constituido un Consejo Nacional de Protección Civil, compromiso adquirido en la VI Conferencia de Presidentes Autonómicos el pasado 17 de enero, implicando para ello a todas las administraciones públicas, para contribuir a una “actuación eficaz, coherente y coordinada de las administraciones competentes frente a las emergencias” con la intención de dar una respuesta mejor y más eficaz. A esta reunión constitutiva ha sido invitando el Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlo Suárez-Quiñones, y el Director de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León, Jose L uis Ventosa.

No podemos obviar que una parte de la respuesta ante catástrofes y emergencias, la dan los Bomberos Profesionales, aunque la política de la Junta de Castilla y León, a juicio de estos profesionales, parece que va contra corriente, lamentando que “prefiere dejar en manos de la empresas privadas (Grupo de rescate y Salvamento, Bomberos de Diputación de León y de Salamanca) o en mano s de asociaciones de Voluntarios, la protección de la vida y de los bienes ante emergencias y catástrofes”.

La Plataforma de Bomberos Profesionales cree que la Junta improvisa privatizando

“Los últimos pasos de la Junta de Ca stilla y León como es la presentación de los ZAIS, donde el papel de los Bomberos Profesionales queda desdibujado, la privatización del Grupo de rescate y de Salvamento, que donde antes había 40 bomberos profesionales ahora hay 5 rescatadores, la priv atización del servicio de Bomberos de Salamanca, la Privatización del servicio de Bomberos de Diputació n de León, y la falta de negociación con los agentes sociales para una Ley del Fuego, que ya debía haberse presentado en 2008, nos hace pensar que la Junta de Castilla y León, no tiene un plan, va a remolque de los demás, improvisando soluciones”.

De Comunidad puntera en emergencias y catástrofes al vagón de cola

Los bomberos elogian la Ley de Protección ciudadana de 2007, que dicen convirtió a Castilla y León en una de las autonomías punteras ante las emergencias y catástrofes, con una de las leyes más avanzadas en materia de protección civil. Pero lamentan que dejaran pasar el tiempo sin concretar la Ley del Fuego, el desarrollo de la Escuela de Bomberos, etc “y ahora estamos en el vagón de cola”. “Lamentan que la crisis se llevara puestos de trabajo y conciencia social ante las emergencias y catástrofes”.

Desde la Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León demandan a la Junta “que deje de depender de asociaciones, de empresas, o de buenas voluntades y que articule una ley de Bomberos, que regule la profesión potenciando la profesionalidad, la prevención y la formación, para dar una respuesta más rápida y más efectiva ante las emergencias y catástrofes.

“Porque todos deberíamos tener las mismas posibilidades y derechos independientemente si vivimos en un ambiente rural o urbano, las emergencias no entienden ni de horas ni de sitios”.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.