La Semana Santa bembibrense vivió este jueves una de sus procesiones más destacadas: la procesión del Santo Cristo de la Agonía, conocida popularmente como la procesión del Silencio. La Cofradía del Santo portó el paso de Jesús en la cruz que representa los últimos momentos de Cristo. Es, asimismo, un instante destacado de la festividad, aunque será el viernes en el Entierro el momento de mayor fervor religioso.

La Banda Municipal de Música de Bembibre fueron los encargados de marcar el paso solemne durante todo el recorrido, al igual que lo vienen haciendo durante los últimos años en ésta y en las procesiones más relevantes de la Semana Santa de Bembibre.

 

 

 

compramostucoche.es