La Asociación de Madres y Padres (Ampa) del colegio público Menéndez Pidal de Bembibre ha iniciado una recogida de firmas ante la decisión del Ayuntamiento de suprimir el puesto de conserje, que desempeñaba una empleada municipal.

Se han mostrado molestos porque esta decisión llega en plenas vacaciones escolares, adoptada el pasado 19 de junio en Junta de Gobierno Local. "El día 29 de junio el comunicado estaba redactado y firmado por el alcalde, el 30 de junio hubo un Consejo Escolar al cual acudió el representante del Ayuntamiento, don Federico Fernández Martínez, segundo teniente de alcalde y miembro de la Junta de Gobierno, el cual no comunicó nada al Consejo Escolar (como diría días más tarde “se me olvidó”) siendo lo único que tenía que poner en conocimiento del organismo reunido por lo de importante y transcendental que resulta para la planificación del siguiente curso escolar". La comunicación data del 3 de julio, por lo que consideran que han actuado "con alevosía".

Tanto el Ampa como el propio centro educativo han presentado sendos escritos en el Ayuntamiento en el que defienden la necesidad de mantener el cargo, fundamentalmente por el número de alumnos que cursan sus estudios en este curso y por “su situación y fácil accesibilidad”, lo que hace que este centro tenga unas características “muy especiales y distintas a los demás centros de la localidad”. En este sentido, reconocen el “esfuerzo” que supone para el Ayuntamiento, pero aluden a la Ley de Bases de Régimen Local que confiere a éstos las competencias en materia de “conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios de titularidad local destinados a centros públicos”.

“El volumen de alumnos, la ubicación del edificio dentro de la localidad así como la accesibilidad a las instalaciones del Colegio por parte de cualquier persona, hace que sea un centro de características especiales y no comparables al resto de los centros públicos del municipio”, recuerdan en el escrito. Y en concreto recalcan la poca altura del vallado del centro que “deviene en botellones, cristales rotos, envoltorios de comida, basura, restos de accesorios de características sexuales, resto de haber consumido estupefacientes”, tareas que se encarga de retirar la conserje “para que los alumnos no corran ningún tipo de riesgo, ya que las condiciones tanto de los patios como de las entradas o de la parte trasera del Colegio, es en muchas ocasiones caótica”.

También destacan funciones de preparación y acondicionamiento de aulas para actividades extraescolares, desde la escuela de música, gimnasia durante eventos como el botillo, actividades del Ampa propias o con otros centros, e incluso de asociaciones.

Pero muy concretamente plantean qué sucederá sin conserje cuando los alumnos lleguen tarde por cualquier imprevisto como vista médica, o sobre la recogida y limpieza de pequeños desperfectos e incluso vómitos “que ocurren más frecuentemente de lo que deseamos o creemos”, reparto de circulares provenientes incluso de escuelas deportivas, culturales o asociaciones, así como el envío de correspondencia, actividades de reprografía, visitas médicas en colaboración con el centro de salud o el encendido de la calefacción. “Labores que benefician no sólo al centro sino a toda la comunidad educativa y que, en caso de no disponer de conserje serían postergadas con los inconvenientes que ello conllevaría, o en caso de realizarse serían a costa de desatender la labor docente del profesor implicado en cada caso”.

La comunidad educativa ha destacado su agradecimiento por el esfuerzo del Ayuntamiento, “así como por la mutua colaboración que siempre ha existido entre las dos entidades, lo que redunda muy positivamente en la calidad educativa de toda la ciudadanía de la localidad”, concluyen, toda vez que piden la reconsideración de la decisión.

De hecho, desde el Ampa del centro denuncian que podría convertirse en el único centro de su categoría sin conserje. "No discutimos la norma, pero entendemos que, sobre todo, la vigilancia sería mucho más efectiva con el mantenimiento de un conserje en el propio centro", y en un comunicado de prensa añaden que "en una entrevista con el alcalde se nos ha dicho que el encargado de buscar un conserje ha de ser el director del centro y que lo tiene que pagar el propio centro". "O el Alcalde no sabe muy bien cómo funciona un colegio público y con qué presupuesto cuenta para un curso escolar, o por el contrario lo sabe tan perfectamente que adopta “personalmente esta decisión” (palabras suyas) para poner todas las trabas posibles a la escuela pública"

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es