La residencia para la tercera edad El Santo salió este viernes con un grupo de residentes de las instalaciones habituales para organizar y disfrutar de una jornada diferente en las piscinas de verano. Aprovechando la celebración del Día de los Abuelos, los asistentes pudieron disfrutar de una jornada de ocio al aire libre, con actividades terapéuticas, comida, una fiesta con actuación en vivo y, quienes lo desearon, hasta con un chapuzón.

El año pasado la dirección del centro organizó un viaje a la playa, y en esta ocasión decidieron quedarse más cerca con un fin doble: primero, que disfruten con una actividad diferente y, en segundo lugar, que conozcan estas instalaciones, con más motivo cuando esta generación no ha tenido, como norma general, la posibilidad de disfrutar de la piscina.

Así lo puso de manifiesto la directora de la residencia, Begoña Martín Mateos, quien destacó que de esta forma consiguen “hacer algo diferente”, sobre todo aprovechando el momento de mayor asistencia por la tarde invitando a los bañistas a que se sumen a la fiesta.

Por la tarde también se han programado juegos de petanca y anillas que se combinarán con la parte terapéutica y fiesta. Algunos no lo han dudado y ya fueron con bañador con la intención de darse un baño.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.