Bembibre se sumó esta mañana a la convocatoria de la FEMP en recuerdo de las 13 víctimas mortales del ataque terrorista de Barcelona, a lo que hay que sumar una víctima mortal más que acaba de confirmarse en Cambrils, y más de un centenar de heridos en ambos atentados. Siguiendo el llamamiento de la FEMP, el Ayuntamiento convocó una protesta frente a la casa consistorial a la que se fueron sumando varios ciudadanos anónimos.

Un silencio sepulcral marcó estos cinco minutos en la plaza Mayor, donde figuraba una bandera española con un crespón negro y una rosa. El silencio se rompió con un sonoro aplauso en homenaje a las víctimas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.