El Ayuntamiento de Bembibre colocará previsiblemente esta misma semana una alarma en el edificio de las piscinas, donde tiene la sede la Escuela de Música de Bembibre. Los robos perpetrados en mayo de 2015 y el pasado mes de julio, con un valor detraído superior a los 10.000 euros entre ambos, han motivado esta decisión que el alcalde ya adelantó en la última sesión plenaria en respuesta a una pregunta de la oposición.

“Ya tenemos varios presupuestos y definitivamente se va a instalar”, aseguró el alcalde, quien avanzó que la idea es que sea a lo largo de esta misma semana. Una alarma con el doble fin de ahuyentar a los ladrones y que avisará de la presencia de intrusos en las instalaciones que, en comunicación directa con las fuerzas de seguridad, permitirían evitar situaciones como los dos últimos robos.

El último de ellos tuvo lugar el pasado 24 de julio de madrugada. Los ladrones accedieron forzando la puerta de entrada y, una vez dentro, se llevaron un saxofón barítono, un clarinete, una guitarra eléctrica, guitarra acústica y guitarra tradicional -de difícil tasación por su antigüedad y por estar elaborada a mano-, así como un charango boliviano tallado a mano, entre otras.

En mayo de 2015 también robaban en estas mismas instalaciones un bajo, guitarra electroacústica, amplificadores, laúd y mesa de mezclas, entre otras.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.