El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño Sil, Francisco Marín, ha querido garantizar el suministro de agua para el consumo humano, a pesar de la escasez característica durante los últimos meses. En la reunión mantenida con motivo de la comisión de desembalse, Marín destacó que se mantendrá el caudal ecológico de los ríos toda vez que el consumo está garantizado.

El pasado 1 de octubre el organismo decretó la alerta por sequía con medidas muy concretas para regadíos, no así para el consumo doméstico. La situación no ha mejorado notablemente ni tan siquiera tiene visos de hacerlo con escasas precipitaciones hasta diciembre, al menos.

Abastecimiento garantizado pero ha pedido a los ayuntamientos una reducción de baldeos nocturnos, riegos en jardines o la presión nocturna.

Sin embargo, apuntó que la demarcación Sil Superior no sólo cuenta con Bárcena sino también con Las Rozas y Matalavilla, por lo que “no va a haber problemas, pero eso no quiere decir que todos los usuarios no hagamos un uso responsable del agua”.

Asimismo, puso de manifiesto que la modernización del canal alto del Bierzo ha permitido ahorrar un 30% de agua, hecho que llevó consigo la felicitación a los agricultores por haber dado este paso y los resultados conseguidos.

El embalse de Bárcena, al 28,35%

La situación en el embalse de Bárcena mejora ligeramente dentro de los datos negativos que no hacen remontar la situación. En este momento (según datos de 17 de octubre a las 9 de la mañana) se encuentra al 28,35% de su capacidad con 96,70 hectómetros cúbicos cuando hace una semana se encontraba al 26,10%.

La captación de agua de la que se abastecen varios municipios de la comarca tiene una capacidad total de 341 hectómetros cúbicos. La misma semana del pasado año 2016 se encontraba con 141 hectómetros cúbicos al 41,35%. La media de los últimos diez años es del 41,29 en esta semana.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es