Esta vez ha sido un pellizco, un décimo vendido por terminal del quinto premio en la administración de la plaza Mayor número 9 de Bembibre. El Sorteo Extraordinario de Navidad ha dejado 6.000 euros en la capital del Bierzo Alto, correspondiente al número 22.253 vendido por máquina, según confirmó la propietaria, Cynthia Villar Ferrero. El Gordo esta vez no ha hecho parada en el Bierzo, aunque en la comarca, además del quinto vendido en Bembibre, ha caído un segundo en Ponferrada y un quinto en el estanco de Cuatrovientos.

La empleada de la administración se enteró a los pocos minutos de que los niños cantaran el premio por una llamada de la emisora FM Bierzo. En poco tiempo, la propietaria de la administración no ocultó su alegría por haber vendido este número, que se suma a la lista de premios de estos años anteriores. De hecho, era la espinita que tenía clavada: no haber repartido aún un premio del Sorteo de Navidad.

Además fue un premio anecdótico: quedaba sólo un quinto por repartir y los dos cuartos. La niña que cantó el premio se equivocó y dijo 200.000 euros en lugar de los 60.000 que se correspondían con el quinto. Este lapsus también llevó a equivocación a la Mesa, que anunciaba un cuarto premio en lugar del quinto. Eso sí, rápidamente pues en todo momento se mostraba la bola correspondiente al quinto, lo que queda para la anécdota de una jornada en la que el Teatro Real de Madrid vivió diferentes momentos curiosos.

Después de casi tres horas en que los premios fueron saliendo primero a marchas forzadas y luego a cuentagotas, el Gordo llegó unos minutos antes de las 12 de la mañana. La pareja de niños del Colegio de San Ildefonso cantaron el primer premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, el número 71.198 repartido por varias ciudadades españolas.

Ponferrada ha centrado la atención en esta jornada donde cayó un segundo premio del número 51.244. En el estanco de Cuatrovientos se vendió un quinto correspondiente al número 58.808. En ambos casos fueron sendos décimos por terminal.

El Bierzo Alto recupera la suerte perdida en los últimos años con el quinto premio entregado hoy. Desde 2010 no caía un premio del Sorteo de Navidad, entonces fue en San Miguel de las Dueñas con un pellizco, un quinto premio dotado entonces con 50.000 euros a la serie (5.000 euros al décimo). La administración de la localidad despachó un billete entero, 50.000 euros.

En 2006 fue en Bembibre donde cayó un cuarto premio que dejó 200.000 euros en total. Un año antes había sido Congosto donde llegó la suerte con 170 décimos vendidos del número anterior al segundo premio. Y en 2004, aunque no tocó nada directamente, cuatro hermanos de San Román trajeron cuatro décimos premiados con el Gordo, que adquirieron en Sort, correspondiente al número 54.600 al que jugaba por sistema su padre que había fallecido 25 años antes.

El Sorteo Extraordinario de Navidad se celebra desde hace 205 años sin que hasta este momento haya caído el premio Gordo en la comarca de forma directa. Sólo la provincia de León se ha visto agraciada en León capital (1998), La Robla (2012) y Boñar (1988 y 2014).

Al final, como se suele decir, hoy es el día de la salud y sólo queda esperar a ver si hay otros casos próximos de alguien a quien le hubiera tocado, bien por aproximaciones o por haber comprado el número en algún otro punto, que hubiera podido traer algo de suerte a esta zona.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.