A pesar de las ausencias de varios expositores en la décimo novena Feria Agroalimentaria de Bembibre, que no llegaron por las inclemencias meteorológicas como estaba previsto, el alcalde se ha mostrado satisfecho por la presencia de público durante los tres días de actividad. Aunque “en cuanto a las ventas es desigual”, destacó José Manuel Otero, la valoración es “muy positiva, he ido todos los días y a distintas horas, y me he encontrado con ambiente y mucha gente”.

Este año, además, la Feria registró una visita organizada con la presencia de tres autobuses completos procedentes de Asturias, que se acercaron hasta Bembibre atraídos por la propuesta ferial organizada en la capital del Bierzo Alto. Sin embargo, muchos de ellos querían llevarse el embutido protagonista, el botillo que, paradójicamente, es el gran ausente de esta Feria Agroalimentaria (una feria que surgió precisamente gracias al mismo).

El Ayuntamiento ofreció indicaciones sobre dónde podían adquirir el embutido ‘rey’ y el propio alcalde confirmó que en futuras ediciones “habrá al menos un stand vendiendo botillo”.

Más allá de este aspecto, Otero puntualizó que “vamos a buscar alguna fórmula para hacer más atractiva esta feria”, incluso no descarta opciones para dar cabida a grupos organizados que decidan acercarse a degustar botillo, que lo puedan hacer con estímulos e incentivos que permitan convertir a Bembibre en un destino turístico durante el Festival Nacional de Exaltación del Botillo.

Satisfecho con el Festival del Botillo

Otero también se congratuló por el desarrollo del Festival, tanto la gala como posterior cena en la que se dieron cita más de 1.200 comensales. Lo más importante, reseñó el alcalde, es que “hemos conseguido que los jóvenes se hayan vuelto a subir al carro”, y llamó la atención sobre este público que además mantiene la esencia de la fiesta posterior como cierre de actos.

“Ha sido un éxito como estos últimos años, en número de participantes es algo visible, y si de algo me quejo es de la poca participación en la semana cultural, y nosotros asumiremos la culpa, pero tenemos que buscar la forma de hacer más atractiva la participación”, explicó. “Lo demás, pinchos, concurso literario, feria y lo que representa este Festival en el ámbito institucional, es un éxito total”.

Un montaje con la familia Real muy "inteligente"

Por último, Otero se refirió al montaje fotográfico que hizo el bembibrense Alejandro Molinero, que se ha extendido hasta convertirse en viral mostrando a la Familia Real en el Festival del Botillo. “Quiero llamar a este chico y hablar con él para agradecerle tanta inteligencia con esta foto, es algo bonito, llamativo y de alguna manera nos sigue poniendo en redes y en el panorama”, declaró.

Al hilo de la invitación que habitualmente hace el Ayuntamiento hace tanto al Rey como al presidente del Gobierno, Otero no pudo evitar referirse a esta cuestión que además ha servido como un estímulo de promoción para el Botillo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.