Una maleta abandonada en plena calle Vatemar desde antes de la apertura comercial provocó el desconcierto esta mañana en Bembibre. La desconfianza general ante la aparición de estos enseres en la vía pública dio lugar a que comerciantes de la zona comunicaran los hechos a la Guardia Civil para que se hiciera cargo de la maleta en cuestión.

Y es que las opciones prácticamente eran dejarla ahí y esperar a ver si aparecía su dueño, o avisar a la Benemérita, que fue la opción por la que se decantaron los comerciantes al percatarse de la valija, cerrada con un candado, y la desconfianza que generó dispuesta a las puertas de un establecimiento comercial.

Al final la Guardia Civil se la llevó al vehículo estacionado a escasos metros de donde apareció la maleta. Según testigos, optaron por abrirla antes de meterla en el vehículo policial verificando que en su interior sólo había ropa, quedando en una simple anécdota.

Inevitablemente, la duda es cómo se puede perder una maleta en plena calle. En cualquier caso, la maleta permanece en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Bembibre para devolverla a su legítimo propietario.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.