La Carta Erasmus que posee el IES Álvaro Yáñez para el periodo 2014-2020 ha posibilitado de nuevo que un alumno pueda hacer las prácticas del módulo en el extranjero. Se trata del bembibrense Roberto Fernández del Blanco, el segundo alumno que hace un Erasmus para sus prácticas del ciclo formativo de grado superior de Administración y Finanzas.

Los alumnos de Formación Profesional deben realizar sus prácticas de formación en empresas, prácticas en las que los alumnos cuentan con un tutor en el centro educativo y un tutor en el centro de trabajo que, de manera coordinada, evalúan la evolución del alumno y la califican.

En el caso de este centro de Bembibre tienen la posibilidad de realizar las prácticas en un país miembro de la Unión Europea, y es lo que ha hecho Roberto Fernández del Blanco, que está terminando el ciclo con las prácticas en una empresa en Newcastle (Inglaterra) desde mediados de marzo.

En la empresa debe desarrollar un trabajo relacionado con la contabilidad y con temas de gestión económica, tal y como sería su trabajo en el futuro. Pero a todo ello se suma el componente del idioma, Roberto está manejándose en inglés tanto en su faceta laboral como personal.

El centro educativo destaca que la opción de realizar las prácticas en un país de la Unión Europea “está convirtiéndose en una práctica muy habitual y que hay que aprovechar ya que supone un plus importante ara cualquier currículum”.

A través de la comunicación con su tutora, con el centro y con su familia, ha expresado su satisfacción por la experiencia que “está siendo genial, mucho mejor de lo que podía haberme imaginado antes de marcharme de España”, transmitió al instituto. “No sólo estoy conociendo la forma de vida y de trabajo de la sociedad británica, sino que también otras culturas como la francesa, china e incluso árabe debido a la gran cantidad de estudiantes y voluntarios de prácticamente todo el mundo que hay en la empresa”.

Una experiencia que, sin duda, “recomendaría a todo el mundo unas prácticas profesionales como las mías, ya que son una gran oportunidad para abrirte al mundo, conocer a muchísima gente y, como no, mejorar tu inglés”.

No todo iba a ser tan bonito, aunque nada que tenga que ver con su formación y aprendizaje, sino algo que no puede controlar y que se ha convertido en un inconveniente, el único que se ha encontrado hasta el momento: el frío, y “en Newcastle no ha parado de llover y de nevar”.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.