Los fieles volvieron a salir a la calle, aprovechando la tregua que dio la lluvia, para acompañar los pasos de la procesión del Resucitado, también conocida como el Encuentro. Una procesión que se caracteriza por el despojo del luto y el encuentro entre la Virgen y Cristo en la plaza Señora Petrina, donde confluyen las dos procesiones que parten, respectivamente, del Santuario Ecce Homo y de la Iglesia de San Pedro.

Desde el Santuario del Ecce Homo, los hombres portan al Resucitado mientras que las mujeres acompañan a la Virgen desde la Parroquia vestida con un manto negro.

Las dos procesiones se encuentran en la plaza de la Señora Petrina, donde las mujeres retiran el luto a la imagen de la Virgen, cambiando el manto negro por uno blanco. Todos reanudan el camino en dirección a la Iglesia de San Pedro, donde tiene lugar la Eucaristía del ‘Domingo de Resurrección’.

La Semana Santa llega a su fin caracterizada por el mal tiempo que ha obligado a suspender procesiones tan importantes como la del Silencio o la del Santo Entierro.

Fotos: Bego Rodríguez y Bembibre Digital

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.