El Colegio Público Menéndez Pidal ha concluido su primera semana cultural que ha desarrollado durante tres días con actividades diversas relacionadas con la lectura, cultura y tradiciones y actividades lúdicas y de ocio.

La primera toma de contacto de la semana cultural fue el martes con una vídeollamada con la International School of Brooklyn of the New York.

Un día más tarde, los alumnos de 3º y 4º fueron de excursión al Centro de Naturaleza Viva Las Cabañas de Carucedo, situado en uno de los parajes más pintorescos del Bierzo, a orillas del Lago de Carucedo, cerca del Castillo de Cornatel y a tiro de piedra del sorprendente paisaje de las Médulas.

Para los alumnos de 1º y 2º, una ghymkhana en el parque sirvió para compartir una divertidad jornada con sus tutores y familiares. A continuación, participaron en una charla intergeneracional abuelos y familiares de más edad donde comprobaron cómo estudiaban, jugaban o se divertían las personas más mayores en comparación con el presente. Terminaron el día con un taller de elaboración de instrumentos de percusión.

Los escolares de 1º y 2º también pudieron disfrutar de la excursión al Centro de Naturaleza Viva Las Cabañas de Carucedo. Mientras que los de 3º y 4º de Primaria el centraron el día en torno a “El principito”, obra más conocida del escritor Antoine de Saint-Exupéry: proyección de una película, taller de marcapáginas y dibujos de personajes. Finalizó el día con una gymkhana.

También hubo hueco para los bailes regionales dirigidos a alumnos de 5º y 6º, con charlas y talleres. Además, tuvieron la oportunidad de charlar con Alba Flores, premio Adonáis de poesía, de disfrutar con una representación de teatro por parte de un grupo del IES Álvaro Yáñez, que trata sobre la prevención de riesgos laborales y acabarán con otra gymkhana.

El último día fue este viernes para celebrar el 60 aniversario de Mortadelo y Filemón, que trabajaron durante la semana del libro, con proyecciones y entrega de premios.

Terminó en el teatro con actuaciones musicales por parte de alumnos, padres y profesores, que interpretaron obras al piano, acordeón, saxofón, música tradicional y, hasta guitarra eléctrica y un baile de hip-hop.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.